La canastilla del recién nacido en verano

Cómo vestirle cuando hace calor

¿Cómo vestir al recién nacido si nace en verano? Aquí te ofrecemos unas pistas.

 
madre con bebé

Ropa de tejido natural como la batista o el algodón; prendas ligeras, fresca y cómodas para favorecer la transpiración y evitar la sudamina. Así debe ser la ropita de primera puesta en verano. En la lista de la  canastilla, no olvides:

Para estar en casa

  • Bodi de manga corta o sin mangas.
  • Pelele o vestido de manga corta o tirantes.
  • Ranita y camisa de batista
  • Conjunto de camiseta y polainas cortas
  • Calcetines de algodón

Para salir de paseo

  • Polainas cortas, camiseta y gorro
  • Peto y camiseta o jersey de algodón
  • Polainas largas con pies y jersey de manga larga, una chaqueta de perlé para la tarde.

Para dormir

  • Pijama entero de manga corta
  • Pijama entero de manga larga
  • Una toquilla de algodón

Abrígale lo justo

Los recién nacidos son muy sensibles a las temperaturas extremas y a los cambios bruscos. Su sistema de termoregulación es aún inmaduro y pueden pasar rápidamente del sudor al escalofrío. Abrigarles demasiado es tanto o más peligroso que abrigarles poco. Sin ir más lejos, el riesgo de muerte súbita está claramente relacionado con un exceso de calor. Pero pasar frío tampoco les conviene. Comparando con un adulto, los recién nacidos tienen el triple de piel por donde pueden perder calor y menos grasa que les sirva de aislante. Además, se mueven muy poco y no saben tiritar para producir calor. ¿Cómo saber si le estás abrigando lo justo? Fíjate en lo que llevas tú y añade una prenda, por ejemplo una toquilla o una chaqueta de algodón. Suelen tener los pies y manos fríos. Ponle unos calcetines; las manoplas también evitarán que se arañe la cara.

 

Magda Campos