En verano, aumentan los picores en la piel

Trucos para combatirlos

Las embarazadas suelen sufrir de picores en la piel, especialmente en verano. La sequedad del aire y el sudor son los responsables de que aumenten estas molestas sensaciones que, por otra parte, son absolutamente normales. Aquí unos consejos para combatirlos.

 
embarazada fuera

En torno al 20 % de las embarazadas se quejan de sufrir picores en todo el cuerpo. Las hormonas y la piel que se va estirando en la tripa y el pecho tienen la culpa. En verano, los picores aumentan por la sequedad del aire, el sol y los baños en el mar.

1. Cada mañana, extiende una generosa capa de crema hidratante por todo tu cuerpo, insistiendo en las zonas de mayor sequedad: la tripa, pecho, piernas, codos, pies y manos.

2. Bebe mucha agua, infusiones, zumos. Tienes que hidratarte por fuera y por dentro. 

3. Ponte ropa de algodón holgada y sandalias para eliminar el sudor. En las horas más calurosas, manténte en un lugar fresco.

4.  Evita rascarte; cuando te pique mucho, ponte más crema. Por la noche, un baño templado con avena calmará este molesto hormigueo.

5. Consulta con tu médico si tu piel está escamada o enrojecida para descartar cualquier tipo de dermatitis o urticaria.

 

Magda Campos