Embarazo y picaduras de insectos

¿Se puede utilizar repelentes?

En verano, los insectos nos pueden amargar más de una noche. ¿Cómo protegerse durante el embarazo?

 
embarazada mirando la tripa

Cualquier trastorno que durante tu vida pasaría desapercibido y sin molestias, puede agravarse en el embarazo al no poder emplear los tratamientos indicados para alivar esas molestias. Es el caso de las picaduras de insectos que, al tener la piel más sensible, pueden resultarse más incómodas de lo habitual.

Para protegerse contra las picaduras de mosquitos, lo mejor es emplear un repelente. Conviene que los evites durante las primeras 12 semanas de gestación, periodo en el que hay que ser lo más precavido posible en cuanto a tratamientos ya que el embrión es muy vulnerable y la división celular está en su pleno apogeo.

A partir de esta fecha no hay inconveniente en que los utiices. Una buena solución es optar por los repelentes pediátricos que a ti también te harán efecto y la absorción del producto a través de la piel será mucho menor. Si se ha producido picadura, cuentas con antihistamínicos eficaces y compatibles con la gestación o la socorrida solución del hielo sobre el picotazo para aliviar la inflamación y el picor.

Asesoramiento: Dra. Natalia Ibáñez, coordinadora de urgencias ginecológicas del Hospital Nisa 9 de octubre de Valencia.

 

Ana Vallejo