Mes a mes, qué hace el feto en el útero

Todo lo que hace y aprende dentro de ti.

¿Qué hace tu bebé dentro de ti? Aquí te abrimos una ventana a todo lo que va aprendiendo y haciendo mes a mes. 

 
feto

Primer mes: doce horas después de la concepción, el huevo empieza a dividirse y emprende y primer y más peligroso viaje de su vida: migra hacia el útero. Al tercer día, llega a destino y se implanta en la mucosa de la matriz. Al finalizar el primer mes, tiene aspecto de un diminuto caballito de mar.

Segundo mes: el corazón del embrión empieza a latir. Se adivina su cara y miembros. Crece a gran velocidad.

Tercer mes: el feto va adquiriendo al aspecto de un bebé. Ya tiene ojos y párpados pero se mantienen cerrados. Su cuerpecito se recubre de una piel transparente y se va formando el primero de sus sentidos: el tacto. Siente la presión que se ejerce sobre su pequeño cuerpo. Su corazón late y se puede oir con Doppler. 

Cuarto mes: tu bebé tiene cuerdas vocales pero no vibran por falta de aire. Empieza a tragar líquido amniótico y se va desarrollando el segundo de sus sentidos: el gusto. Y es que el líquido amniótico tiene un sabor y olor distintos según lo que come la madre. Se mueve de forma torpe y suave y al finalizar este mes, las mamás que ya han tenido un hijo sentirán sus primeras pataditas.

Quinto mes: el feto empieza a hacer muecas, bosteza y se lleva el dedo a la boca. Incluso tiene hipo. Traga, orina y su intestino se llena de meconio. Hace muchas siestas y cuando está despierto, se mueve mucho. Si es tu primer hijo, ya reconocerás sus suaves pataditas. 

Sexto mes: su oído ya está en marcha. Tu bebé oye tanto lo que ocurre en tu vientre como los sonidos que le llegan del exterior. Muestra preferencia por la música clásica y armónica. También su gusto se va perfeccionando y es capaz de distinguir entre el sabor dulce del amargo. Muestra preferencia por el primero lo que expresa tragando más cuando el líquido amniótico está más dulce. Sus pulmones aún están inmaduros pero su diafragma empieza a moverse. Estos ligeros movimiento llamados "respiración fetal" le ayudan a expulsar el líquido amniótico del interior de los pulmones y sirven de entrenamiento para la respiración extrauterina. 

Séptimo mes: el bebé abre los ojos pero no distingue los colores. Sólo ve sombras. La vista, el más importante de los sentidos humanos, es el menos desarrollado al nacer. Tardará varios meses en ver como un adulto. 

Octavo mes: todos los órganos del bebé funcionan, excepto los pulmones. Cómo está ocupando más espacio en la cavidad uterina, se mueve menos. 

Noveno mes: el último mes de gestación es el del acabado. El bebé come y engorda mucho. Traga mucho líquido amniótico y orina del orden de las 2 cucharadas cada hora. Por lo demás, se mueve menos. Nacerá con sus 5 sentidos bien alertos. Esto incluye el olfato, un sentido muy unido al gusto, que le permitirá reconocer el olor de tu leche en cuestión de horas. 

Para saber más sobre el desarrollo del feto, consulta nuestra sección Embarazo semana a semana.

Magda Campos