A más edad del padre, más riesgos para el futuro bebé

Aumentan las incidencias de padecer autismo y esquizofrenia

Durante años, se creyó que la edad materna y no la paterna era un factor de riesgo importante para las malformaciones en el feto. Nuevos descubrimientos apuntan a que la del padre podría aumentar el riesgo de padecer trastornos como la esquizofrenia o el autismo.

 
padre e hijo

Hace muchos años que se demostró que ser madre a partir de los 40 años aumentaba los riesgos de gestar un niño con síndrome de Down y otras alteraciones en el código genético. La explicación que se dio era que las mujeres nacen con un imponente banco de óvulos, muchos más que los que irán madurando a lo largo de su ciclo reproductor. Esta no renovación sino maduración de óvulos explicaban que, al envejecer las células, aumentaban los riesgos de alteraciones cromosómicas. En cambio, en el hombre, la génesis de espermatozoides se efectúa a lo largo de la vida. 

Estudios científicos llevados a cabo en Islandia y publicado en Nature han demostrado que las células germinales masculinas también están sometidas a un proceso de envejecimiento. Al dividirse, todas las células corren un riesgo de mutación. Los espermatozoides no escapan a esta regla. Cada año que envejece el padre, sus espermatozoides tiene dos mutaciones más, muchas más que las que sufren los óvulos.

Estos estudios apuntan a que enfermedades como la esquizofrenia y el autismo aumentarían su frecuencia en padres menores. También tendrían un mayor riesgo de sufrir bipolaridad.

Más información en elpais.com

 


Elige y compra en Amazon