¿Pueden despedirme por estar embarazada?

La ley protege a la trabajadora

Si acabas de quedarte embarazada y temes que puedan despedirte por ello, tranquila. El artículo 55.5 del Estatuto de los Trabajadores es muy claro en este punto, al señalar que el despido de una mujer embarazada, desde que se queda en estado hasta que finaliza su permiso por maternidad y debido a su estado, es nulo.

 
mujer embarazada escribiendo

Perder su empleo es uno de los miedos más comunes de las mujeres cuando se quedan embarazadas. El Estatuto de los Trabajadores establece que ninguna trabajadora podrá ser despedida por el simple hecho de estar en estado. Hasta hace unos años se explicitaba que la mujer estaba obligada a comunicar su gestación por escrito a sus superiores. El nuevo articulado ha eliminado esta condición, considerando que debe prevalecer el derecho a la intimidad de la trabajadora. En igual sentido, una reciente sentencia del Tribunal Constitucional señala que la trabajadora no tiene obligación de notificar a su empresa su estado si no lo desea, mucho menos por miedo a perder su empleo. El embarazo es una cuestión estrictamente personal que la trabajadora puede compartir o no con su empresa.

Pero esto no quiere decir que una mujer esté especialmente protegida en la gestación. La empresa puede despedir a una trabajadora en todos los casos, esté gestando, disfrutan del permiso de lactancia, con reducción de jornada o en excedencia. La diferencia está en que si se despide a una mujer durante los primeros nueve meses tras el nacimiento del menor y el despido no está justificado, sería declarado nulo, la empresa estaría obligada a reincorporar a la trabajadora a su puesto sin posibilidad, salvo acuerdo entre las partes, de sustituir la readmisión por el abono de una indemnización. En el resto de los casos el despido sería improcedente, por lo que la empresa debería abonar una indemnización pero no readmitir a la trabajadora.

SI te despide, acude a los tribunales de lo laboral para que tu despido sea declarado nulo.

Asesoramiento: Estatuto de los Trabajadores 

 

María Villafranca