Los derechos del padre en su puesto de trabajo

En busca de la igualdad

Aunque la legislación no es excesivamente generosa cuando se la compara con la de otros países europeos, los padres tienen ciertos derechos que facilitan su presencia activa. Tomad nota.

 
derechos por paternidad

Permiso de paternidad. La entrada en vigor de la Ley orgánica para la Igualdad de Hombres y Mujeres ha permitido la ampliación del anterior permiso de paternidad –dos días a partir del nacimiento– a 13 días de descanso, con lo que sumados a los dos que ya se concedían hacen un total de 15. Si el parto es múltiple, el padre tendrá derecho a dos días más por cada hijo nacido. El permiso puede disfrutarse a jornada completa o parcial, previo acuerdo con la empresa. Los beneficiarios serán los trabajadores incluidos en el Régimen General y en los Regímenes Especiales de la Seguridad Social, que disfruten de los períodos de descanso legalmente establecidos por nacimiento de hijo, adopción y acogimiento, siempre que reúnan los requisitos exigidos.

Baja paternal. Tras el obligado descanso de 6 semanas de la madre, el padre puede acogerse a las 10 semanas restantes. Y lo puede hacer de varias maneras: de forma simultánea con la madre, por ejemplo, disfrutar de las 10 semanas, trabajando ambos a media jornada; o bien, repartirlas con la madre de la forma que más os convenga: 7 semanas, la madre y 3, el padre, 5 cada uno…

Permiso de lactancia. Si la madre se lo cede al padre, este podrá ausentarse de su trabajo una hora al día sin que esto suponga pérdida de sueldo durante 9 meses. Este permiso puede disfrutarse de dos maneras: dividiendo la hora en dos fracciones de 30 minutos a lo largo de la jornada laboral, o bien reduciendo la jornada en media hora al principio o final de esta.

Reducción de jornada y excedencia. El padre, al igual que la madre, tiene derecho a reducir entre un octavo y la mitad su jornada laboral para el cuidado del menor de 8 años, con la disminución proporcional de su sueldo. También podrá disfrutar de una excedencia para el cuidado de su hijo durante 3 años, con reserva de su puesto de trabajo durante el primer año, y en uno de categoría equivalente en los dos siguientes.