Los derechos de una madre en el paro

Si te despiden infórmate sobre tus opciones

La crisis aprieta y el miedo a perder nuestro puesto de trabajo se hace cada vez más patente. Si te han despedido o crees que van a hacerlo, infórmate sobre tus opciones, especialmente, si tienes responsabilidades familiares.

 
Pensativa

Los derechos de un parado se amplían en caso de que tenga familia.

¿Qué cuantía me corresponde y durante cuánto tiempo?

La cuantía del paro depende del periodo cotizado en los seis años anteriores a la situación de desempleo. De esta forma, desde los 360 hasta los 539 días cotizados, te corresponderían 120 días de duración de la prestación por desempleo. Como máximo puedes alcanzar los 720 días de paro si has cotizado más de 2.160. La cuantía depende de la cantidad cotizada en ese periodo, pero los primeros seis meses cobrarás el 70 por ciento de una cantidad calculada a partir de tu cotización. Desde el día 181, percibirás el 60 por ciento. 

¿Y si he trabajado menos de un año?

Si en el momento del despido no habías cubierto el periodo mínimo de cotización para cobrar el paro, puedes acceder al subsidio por desempleo, siempre que hayas trabajado, al menos, seis meses, o tres si tienes cargas familiares. La cuantía que te corresponde es de unos 421,79 euros al mes en cualquiera de los casos. La duración del subsidio está en función de los meses cotizados y de tus cargas familiares. Así, si tienes hijos, tendrás derecho a tres, cuatro o cinco meses de subsidio si has cotizado tres, cuatro o cinco meses, respectivamente, y a 21 meses si has cotizado seis o más meses. Si no tienes hijos, lo recibirás durante seis meses, a partir de los seis cotizados.

Se acaba el paro, pero tengo cargas familiares...

Deberás acreditar los hijos menores de 26 años que tienes a tu cargo y tu renta familiar. Así, podrás acceder al subsidio por desempleo –siempre que tus ingresos no superen un límite establecido– durante seis meses prorrogables hasta 18.

¿Puedo solicitar otras ayudas?

Hace unos meses el Gobierno anunció la posibilidad de que los parados puedan aplazar el 50 por ciento de la cuota de su hipoteca. La medida entrará en vigor a partir del próximo 1 de enero y durante 24 meses pero, para ello, tu hipoteca no deberá superar los 170.000 euros. Recuerda que es un aplazamiento, por lo que a partir del 1 de enero de 2011 deberás pagar la parte de la cuantía aplazada anteriormente.
Además, los desempleados que hayan agotado tanto las prestaciones como los subsidios y no dispongan de otros ingresos, recibirán una ayuda de 420 euros al mes –siempre que no tengan una renta mensual superior a 468 euros—. La ayuda se podrá recibir durante seis meses, con carácter retroactivo desde el día 1 de enero y no desde el 1 de agosto como incialmente había aprobado el Gobierno. Los sindicatos siguen creyendo que es insuficiente y piden que la medida se universalice. Junto a ella, empresas, como Unión Fenosa, ofrecen la posibilidad congelar el precio de la factura a familias en las que todos sus miembros estén en situación de desempleo.

Crea tu propia empresa

Si siempre has querido montar tu propio negocio, quizá éste sea un buen momento. En este sentido, puedes acceder al cobro de tu prestación por desempleo en un único pago. Para ello, debes tener, al menos, tres mensualidades pendientes de recibir. Además, es necesario acreditar tu incorporación como autónomo o como socio a una cooperativa o sociedad laboral.

Asesoramiento: Servicio Público de Empleo Estatal (www.inem.es)

 

Ana Vallejo




Elige y compra en Amazon