La Unión Europea aprueba 20 semanas de baja maternal

Sin fecha de consecución

04/05/2010

La ley elaborada por la Comisión europea de derechos de la Mujer, que pretende ampliar el permiso por maternidad a 20 semanas en todos los países, ha sido aprobada en el Parlamento europeo. El paso por el Consejo es el último escollo para que pueda entrar en vigor.

 
Ley

Los más de 500 millones de habitantes de la Unión Europea pueden viajar por los 27 países que la forman libremente, sin pasaporte y pagando sus compras con la misma moneda –salvo excepciones–, pero las madres europeas no tienen los mismos permisos para cuidar a sus hijos ni reciben las mismas compensaciones económicas. De ahí que la Unión Europea quiera promulgar una nueva directiva que mejore la redactada en 1992.

Obligatoriedad de la directiva

La propuesta que se debate fue aprobada en el pleno del Parlamento europeo el 20 de octubre de 2010. Tras el visto bueno, pasará al Consejo, que reúne a los Estados miembros. Después Parlamento y Consejo tienen que llegar a un acuerdo. Una vez ratificada –no hay una fecha oficial prevista–, los 27 dispondrán de dos años para incorporarla a su legislación. Hay que destacar que es un programa de mínimos y que aquellos países con leyes más favorables no podrán recortar los derechos ya adquiridos de las madres. Así mismo, tendrán libertad para ampliarlos si lo desean.

* Nota de 2012. La crisis económica en que se encuentra la Unión Europea ha provocado que muchos países se replanteen la entrada en vigor de esta nueva ley. En España, el gobierno presidido por Mariano Rajoy decidió posponerla hasta que la situación financiera mejore.

Permiso por maternidad 

• Situación en Europa. La directiva de 1992 establece que debe ser de 14 semanas como mínimo, teniendo que disfrutar dos semanas antes o después del parto.
• El caso español. 16 semanas de baja por maternidad, que podrán compartirse con el padre. Seis de ellas deben ser disfrutadas en exclusiva por la madre tras el parto.
• La nueva ley. Se amplía a un mínimo de 20 semanas, seis para la madre tras el parto, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud para recuperarse. Tras este periodo obligatorio, la madre podrá disfrutar de las otras 14 semanas, que no son obligatorias. Lo que no se menciona es si podrá ser compartido con el padre.

Retribución económica

• Situación en Europa. La legislación europea es vaga e imprecisa. Reconoce que las mujeres deberían mantener una remuneración al menos igual a la que recibirían en caso de baja por enfermedad común, pero cada país actúa de manera distinta.
• El caso español. Nuestras madres reciben el 100% de la base reguladora, su mismo sueldo pero pagado por la Seguridad Social.
• La nueva ley. Aconseja –no obliga– que se cubra al 100% el sueldo que cobran en su puesto y que, de no poder tomarse esta medida, la retribución no sea inferior a la de la baja por enfermedad común.

El permiso por paternidad 

Cuando un bebé nace, nadie mejor que el papá para ayudar a mamá. Los padres españoles disponen de 15 días de permiso en los que cobran el 100% de la base reguladora, pero no hay legislación europea en este campo. La nueva directiva reconoce que deberían disfrutar de estas dos semanas pagadas, pero es sólo una idea sin desarrollar y que no entrará en vigor con carácter obligatorio.

Otras medidas

La nueva directiva iguala los derechos de padres adoptivos y biológicos, medida ya en vigor en España. Además, recomienda que las trabajadoras disfruten de dos periodos de descanso separados, de una hora cada uno, para que puedan amamantar a sus bebés, pero no lo desarrolla al completo.

Asesoramiento: Comisión Europea de Derechos de la Mujer.

 

Laura Jiménez




Elige y compra en Amazon