Buenas ideas para preparar un baby shower

Los invitados, el lugar, la decoración…

Las fiestas para celebrar la futura llegada de un bebé cada vez más famosas. Os contamos cómo hacer de vuestras reuniones la tarde perfecta.

 
Babyshower

Los baby showers son las fiestas que las mujeres embarazadas o sus amigas celebran unas semanas antes del parto para ver a la futura mamá, pasar una tarde de risas y confidencias y, de paso, hacer algunos regalos al futuro bebé. Con estos consejos lograréis preparar el sarao perfecto.

¿Cuándo celebrarla? La recta final del segundo trimestre y el inicio del tercero son los periodos más indicados para tu babyshower, ya que han pasado las molestias típicas de los primeros meses –y el riesgo de aborto– y tu tripa ya es voluminosa para que tus amigas la llenen de caricias pero no tan grande como para que te impida moverte con libertad.

¿Dónde nos reunimos? Bares, restaurantes, tiendas chics... Muchos son los establecimientos que se han apuntado a esta moda. Lo más económico, y quizá lo más cómodo, es juntarse en casa, así tendrás todas tus cosas a mano y podrás enseñarles la habitación del futuro bebé si ya está lista.

¿A quién invito? Procura no juntar a demasiada gente ni que seáis sólo cuatro. Si tienes muchos compromisos familiares, con amigas de toda la vida y con compañeras de trabajo, puedes plantear un baby shower con cada grupo y así no te agobiarás al ver tu casa llena de gente. Aunque el número exacto de invitados dependerá mucho del lugar en que os reunáis y del espacio con que contéis, ocho es un buen número para pasar una tarde amena y divertida.

Escribe unas invitaciones con motivos infantiles donde indiques el lugar, el día y la hora donde vais a celebrar el baby shower.

¿Cómo lo decoro? Globos de tonos suaves, cartulinas cortadas con forma de chupete, guirnaldas en colores pastel... Si el embarazo es la época de la ternura, usa motivos igualmente tiernos para la decoración de tu casa y tu mesa e incluso tus vasos.

¿Qué preparo de merienda? El objetivo de estas fiestas es acompañar a la embarazada, no darse un atracón de dulces. Bastará con que coloques algunas bandejas con canapés salados o unos sándwiches y unas pastitas de té para las más golosas. Y para las exquisitas, galletas decoradas y cupcakes.

 

Laura Jiménez




Elige y compra en Amazon