Trucos para engordar lo justo en el embarazo

La toma de peso más sana

Seguir una dieta sana y equilibrada durante el embarazo garantiza un correcto aporte de vitaminas y minerales a nuestro bebé y que estamos engordando lo adecuado. Sigue estos consejos trimestre a trimestre para comer lo que necesita tu pequeño.

 
El peso en el embarazo

Primer trimestre: 1,5 a 2 kg

Es normal que los dos primeros meses engordes poco o nada y que el aumento se produzca ya en el tercer mes. Las náuseas características de esta etapa y los “ antojos” son la causa de que estés desganada o, al contrario, de que tengas más apetito que nunca. A pesar de estas “incidencias”, el embarazo ha comenzado, ya se están formando nuevas estructuras y ésa es la causa principal de que peses más.

Nuestros consejos. El metabolismo funciona a pleno rendimiento para hacer llegar el máximo de nutrientes a tu hijo. No es necesario que incrementes el consumo de calorías. Tus “deberes” en esta etapa son:

  • Hacer cinco comidas al día y no picar entre horas.
  • Dar prioridad a los cereales –pasta, arroz–, las verduras y frutas sobre el resto de alimentos.
  • Reducir al mínimo las grasas y los dulces: tómalos sólo ocasionalmente.
  • Tomar al menos tres raciones de frutas o verduras crudas para incrementar el aporte de vitaminas y fibra: por ejemplo, una ensalada al comenzar la comida y la cena y una pieza de fruta en la merienda.
  • Cocinar los alimentos de manera sencilla: vapor, plancha…
  • Sustituir una de las raciones de carne por pescado.

Segundo trimestre: 1 kg al mes

El ritmo de ganancia ponderal es mayor que en el primer trimestre, y mucho más regular y progresivo que en el tercero. Tu hijo aún crece despacio y tú tienes más apetito.

Nuestros consejos. Las necesidades de calcio aumentan a partir de esta etapa, en la que deberás:

  • Tomar tres raciones diarias de lácteos: una ración equivale a 200 g de leche descremada, 2 yogures, 100 g de queso fresco o 40 g de queso semicurado.
  • Evitar el consumo de bebidas carbonatadas, incluir abundantes verduras de hoja en tus comidas y vigilar el aporte de sal, pues estos hábitos dificultan la absorción del calcio de la dieta.

Tercer trimestre: 1,5 kg al mes

 En la recta final del embarazo el aumento de peso se debe, sobre todo, al espectacular crecimiento del feto, y también a tu tendencia a retener líquido. La ganancia es casi inevitable: se producirá a pesar de que, agobiada y cansada del embarazo, comas incluso menos que antes.

Nuestros consejos. Lo normal a estas alturas del embarazo es que te encuentres muy cansada y comas menos. Sin embargo, es ahora cuando se produce el mayor aumento de peso. Si a pesar de la fatiga tienes mucha hambre, deberás cuidar tu dieta para no engordar más de la cuenta. Dar a luz con demasiados kilos puede traer complicaciones a madre e hijo. Además, el embarazo llega a su fin, y te costará más trabajo liberarte de ellos tras el parto.

 

Maite Izquierdo