La importancia de la hidratación durante el embarazo

Alivia muchas molestias

Garantizar una buena hidratación es fundamental en cualquier época de la vida, más aún en el embarazo, momento en que nuestras necesidades hídricas aumentan. Un correcto nivel de hidratación no asegura sólo el buen funcionamiento de nuestro organismo sino también la correcta formación de nuestro bebé y nos ayuda a aliviar algunas de las molestias propias de la gestación.

 
Mujer bebiendo agua

Tomar dos litros de agua al día es uno de los consejos nutricionales más difundidos, conocidos y seguidos por la población general. Y esas necesidades generales para asegurarnos de que nuestros tejidos y órganos funcionan correctamente aumentan en el embarazo, momento en que nuestras reservas hídricas tienen que satisfacer no sólo nuestros requerimientos, sino también los de nuestro bebé.

Un correcto nivel de hidratación en la gestación nos ayudará, además, a aliviar algunos de nuestros síntomas.

1. ¿Por qué el embarazo exige un mayor aporte de líquidos?

En la gestación prácticamente se duplica el volumen sanguíneo. En concreto, aumenta un 45%, lo que supone 1,8 litros, y ese aumento es a expensas del agua. Si hablamos de un embarazo gemelar, el volumen sanguíneo aumenta casi 3 litros. Eso hace que necesitemos aumentar ligeramente nuestra ingesta diaria de líquidos.

2. ¿Cuánto debe beber al día una mujer embarazada? 

En el embarazo, se aconseja beber al menos 2,5 litros diarios. No es necesario que sea sólo agua, aunque sí principalmente. También puede ingerirse leche, infusiones sin cafeína o zumos. Lo importante es que esos líquidos extra no supongan un aporte excesivo de calorías. En la lactancia, esas recomendaciones se mantienen e incluso se bebe más líquido porque dar el pecho aumenta nuestra sensación de sed.

3. ¿Qué líquidos puede beber una embarazada para lograr una adecuada hidratación?

Por supuesto, el agua tiene que ser la fuente principal de hidratación porque no tiene calorías y sirve para depurar las toxinas a través del rinón, pero también puede tomar bebidas con sales minerales, infusiones y zumos. Por otra parte, debe reducir el consumo de las bebidas que son ricas en azúcar como los refrescos o los zumos no naturales.

4. ¿Una adecuada ingesta de líquidos puede aliviar algunas de las molestias del embarazo?

En el primer trimestre, alivia las náuseas y los vómitos. Las bebidas con sales minerales son quizá mejores para este malestar que el agua ya que al tener gas, se absorben y se toleran muy bien. Una hidratación adecuada también alivia el estreñimiento y su consecuencia más directa, las hemorroides pues al beber agua, las heces se ablandan. Igualmente, mejora la acidez de estomago.

5. ¿Qué medidas deben tomar las embarazadas que vomitan mucho para evitar la deshidratación?

Tomar poquita cantidad de comida, pero varias veces al día; ingerir bebidas con sales minerales y comer frutas ricas en agua, como la sandía y la naranja.

Asesoramiento: Dra. María José Rodríguez, ginecóloga.

 

Paula Bermejo