El 25% de las embarazadas tiene antojos

Los expertos aconsejan no evitar estos alimentos salvo que sean hipercalóricos

Una de cada cuatro gestantes reconoce tener antojos; un deseo compulsivo por comer ciertos alimentos, que los expertos recomiendan no evitar salvo que se trate de alimentos hipercalóricos o no aconsejados durante el  embarazo.

 
Embarazada con antojo

El 25% de las embarazadas afirma tener antojos. Es lo que recoge una investigación que ha analizado el perfil de las gestantes con antojos, sus implicaciones para la salud y la atención sanitaria que reciben. Los resultados de la encuesta, que se han presentado en el XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) –celebrado recientemente en Madrid–, también revelan que el 26% de las embarazadas considera los antojos una necesidad fisiológica, el 20%, caprichos, el 16% cree que es algo cultural y el 7% piensa que es algo común a todas las gestantes.

Según explicó la doctora Blanca Gutiérrez, coordinadora del Grupo de Atención a la Mujer de la semFYC, “los antojos, definidos como un deseo compulsivo por comer determinados alimentos y rechazar otros, se dan con frecuencia en las embarazas, pero la causa no está clara y probablemente estén implicados  factores hormonales. A su juicio, “los antojos no se deben evitar, salvo que se trate de alimentos hipercalóricos o no recomendados durante el embarazo. Eso sí, tampoco hay que insistir en que se satisfagan”.

La doctora Gutiérrez recordó que las recomendaciones para una correcta alimentación durante este periodo deben centrarse en la necesidad de llevar una dieta equilibrada, que incluya los grupos básicos de nutrientes, y con un aporte de 300 Kilocalorías diarias, hasta llegar a las 2.000 Kcal/día aproximadamente. La ganancia de peso para una mujer que antes del embarazo tenía un índice de masa corporal adecuado, debe estar entre 11 y 16 Kg. Ese incremento de peso debe ser progresivo: de uno a dos kilos en el primer trimestre, y después, de 300 a 400 gramos por semana.