Comer jamón ibérico curado en el embarazo es seguro

Nuevo protocolo para gestantes

26/01/2015

No estar inmunizada frente a la toxoplasmosis obligaba a las embarazadas a evitar el consumo de ciertos alimentos durante la gestación; pescado crudo, carne poco hecha y embutidos entre ellos. Un estudio recientemente publicado desmiente el peligro de tomar jamón siempre que este sea ibérico curado.

 
Jamón

Un estudio elaborado por el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA) señala que tomar jamón ibérico curado durante la gestación es una práctica segura ya que el protozoo Toxoplasma gondii que contagia la toxoplasmosis muere durante el proceso de curación.

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por el protozoo anteriormente citado que no reviste gravedad en la población general (causa síntomas similares a un catarro), pero con graves consecuencias sobre la salud del feto. Hasta ahora, todas las embarazadas eran sometidas a un análisis de sangre al inicio de la gestación para determinar si estaban inmunizadas contra esta enfermedad. De no estarlo, se les pautaban una serie de medidas para alejar la infección en estos meses, como evitar cambiar la arena de su gato sin guantes, lavar las frutas y verduras con agua a presión y una gota de lejía, no comer pescado crudo ni carne poco hecha y evitar los embutidos elaborados a partir de carne cruda, como el jamón, el chorizo o el salchichón. Este nuevo estudio desmentiría el riesgo asociaco al jamón ibérico.

El TEICA ha llegado a un acuerdo con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) para difundir este nuevo hallazgo y cambiar los protocolos de actuación que se seguían hasta ahora con las embarazadas.