13 trucos para controlar los ataques de hambre en el embarazo

Nevera bajo control

Lanzarte a la nevera para aplacar con cualquier cosa la sensación de hambre no es la mejor estrategia para controlar tu peso. Sigue estos 13 consejos y llegarás al parto con los kilos justos y necesarios.

 
embarazada comiendo

El control de la alimentación en el embarazo es fundamental para garantizar que nuestro hijo recibe las vitaminas, minerales y nutrientes que necesita. Sacia los ataques de hambre y evítalos de raíz con estos trucos.

1. La compra, con el estómago lleno. El hambre te puede llevar a echar al carro alimentos de capricho y nada sanos. Acudir con la lista de la compra bien planificada te permitirá ahorrar mucho en productos superfluos.

2. Planea tu dieta semanalmente. Quizás no puedas hacerlo estrictamente pero sí aproximarte. Por ejemplo: lunes: pasta, martes: pescado, miércoles: legumbre...

3. No te sientes hambrienta a la mesa. Si lo haces, comerás deprisa y con ansia. Para evitarlo, es fundamental hacer 5 comidas al día a horario regular: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

4. Come despacio. Acostúmbrate a sentarte a la mesa como mínimo 20 minutos y reparte los bocados a lo largo de ese tiempo.

5. Apaga la tele. Si te distraes con algo ajeno a la comida, comerás más deprisa y mayor cantidad.

6. No a la chucherías. Reduce al mínimo pasteles, chocolate, bebidas azucaradas... Además de aportar calorías, excitan aún más el apetito.

7. Desayuna bien. Así llegarás a la comida del mediodía sin hambre desaforado. Deberías tomar una ración de lácteos, cereales (60 g de pan o cereales del desayuno), 1 pieza de fruta o zumo.

8. Bebe agua. Es una forma sana de distraer el hambre. Además, beber líquido mejora las molestias del embarazo.

9. Merienda pronto. Entre las 6 a las 7 de la tarde, se suele sentir mucha hambre. Evítalo con una merienda hacia las 5. Come lo que no has tomado al mediodía: yogur, fruta, una rebanada de pan con pavo...

10. Sal a pasear. La práctica de ejercicio físico libera endorfinas, las llamadas hormonas del placer y te aleja de las tentaciones con la comida. 

11. Fruta mejor que zumo. Entre horas, la fruta con toda su fibra sacia más. La manzana tiene pocas calorías y un gran poder saciante.

12. Come pan integral. Para hacer tu "tentempié", sustituye el pan blanco con pan integral que tiene un poder saciante mayor por su alto contenido en fibra.

13. Cena pronto. Ha de ser ligera. Una sopa de verduras, pescado o huevo y ensalada de fruta es el esquema perfecto.

 

Maite Izquierdo




Elige y compra en Amazon