3 métodos para tratar la enuresis

Encuentra la solución al problema de tu hijo

La enuresis es un trastorno que puede crear muchos problemas emocionales en el niño. Además, complica la vida familiar. Conviene ponerle remedio. Cuentas con 3 tipos de tratamientos para corregir la enuresis: medidas educativas, las alarmas y el tratamiento farmacológico. En función de las características de tu pequeño, el pediatra te recomendará una u otra terapia. 

 

La enuresis no se diagnostica antes de los 5 o 6 años, edad a la cual se considera que el niño debería controlar sus esfínteres de día y de noche. Si tu hijo ha superado esta etapa y sigue mojando la cama, el pediatra te puede recomentar una de estas 3 técnicas. Su eficacia depende del tipo de enuresis que padece. 

1. La alarma o Pipístop 

Es un aparato que se coloca en la ropa interior del niño y en el que se activa un estímulo sonoro cuando se produce el escape. “Cuando el niño oye el sonido, interrumpe la micción y se levanta para continuarla en el baño”, explica el Dr. Hijano. 

Al ser un tratamiento que tiene como objetivo cambiar la conducta del pequeño, no resulta eficaz de forma inmediata, sino a largo plazo, obteniendo mayor porcentaje de curación que el tratamiento farmacológico. “Este método requiere una gran motivación por parte del niño y del resto de la familia. Para indicarlo, tenemos que valorar el número de veces que moja la cama, porque si tiene un volumen miccional pequeño, la alarma no es el sistema más adecuado”, asegura este especialista.

Las alarmas tienen un precio en torno a los 80 €.

Ten en cuenta que…

  •  El tratamiento puede durar de tres a cinco meses. Por tanto, anímale aunque no vea resultados inmediatos, y felicítale ante cualquier progreso.
  • El sonido de la alarma puede despertar a otros miembros de la familia, por lo que es importante que no le hagáis sentir culpable de que os hayáis despertado. Si tenéis más hijos, hacedles comprender que no deben criticar a su hermano.
  • Explícale cómo tiene que reaccionar ante la alarma. Cuando suene debe parar la micción, desconectarla, ir al baño y conectarla nuevamente antes de volver a la cama. Si se ha mojado, dile que se cambie de ropa y ayúdale a recordar estos pasos, especialmente en los primeros días de uso.

2. Tratamiento farmacológico

Se basa en la administración de desmopresina, un medicamento que reduce la producción de orina. “Tiene una respuesta rápida, pero el porcentaje de curaciones es menor que con la alarma. Está indicada en situaciones concretas, como una actividad fuera de casa, y también en niños con micciones nocturnas reiteradas en combinación con la alarma”, precisa el Dr. Hijano. En este último caso, el objetivo de la desmopresina es reducir el número de escapes y hacer más tolerable el uso de la alarma.

Ten en cuenta que…

  • Las “noches secas” suelen mantenerse mientras se administra el tratamiento. Es frecuente que al interrumpirlo vuelvan a producirse los escapes. Por tanto, es interesante aprovechar este periodo para iniciar una reeducación miccional.
  • No debe ingerir líquidos desde una hora antes de tomar el fármaco hasta ocho horas después.
  • También tendrá que limitar la ingesta de líquidos en la cena a unos 240 mL –un vaso de agua– y no administrar el tratamiento si no lo ha hecho.
  • Interrumpe la terapia cuando el pequeño tenga vómitos o diarrea.

3. Medidas educativas

Se trata de ir entrenando al niño para que interprete mejor las señales que le manda su cuerpo cuando tiene que hacer pis.

Ten en cuenta que...

  • Se puede, por ejemplo, entrenarle en el inodoro a interrumpir e iniciar nuevamente la micción varias veces seguidas lo que fortalecerá su control sobre los esfínteres.
  • También conviene incrementar la ingesta de agua durante el día para aumentar la capacidad vesical que suele ser escasa en los niños con enuresis.
  • En contrapartida, evita las sopas, los grandes vasos de leche o batidos y los alimentos muy diuréticos para la cena.
  • Paralelamente, es importante estimular su motivación. Para ello, se utilizan calendarios miccionales y se pactan pequeños premios si el niño alcanza los objetivos marcados. 

Asesoramiento: Dr. Francisco Hijano, coordinador del 9º Curso de Actualización Pediátrica, de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap).

 

Ana Vallejo




Elige y compra en Amazon