Juegos para aprender a ser ordenado

Un valor muy útil para hacer los deberes

Mantener su cuarto recogido, con las cosas ordenadas y sus tareas preparadas le harán aprender el valor del orden de una forma muy sencilla.

 
Ordenado

Ordenar es alinear, clasificar, arreglar, encaminar y dirigir a un fin, y en matemáticas, disponer en los términos de manera que sus grados vayan decreciendo o aumentando constantemente. El orden está en todas las cosas humanas, y permite el ahorro de esfuerzo y energía: una cosa desordenada funciona mucho peor que una ordenada. Un niño ordenado es un niño tranquilo, que sigue un método para hacer las cosas, que organiza su actividad.

El niño pequeño tiende a ser desordenado, porque no comprende que las cosas han de hacerse de determinada manera. Es función de la educación irle progresivamente ordenando su comportamiento, ello le trae armonía, paz y buena disposición hacia las cosas. Su vida ha de tener también un orden, que se expresa en un horario, en un régimen organizado de su vida cotidiana que le ayuda a tener estabilidad emocional.

Un juego para aprender la utilidad del orden

Tendrá que resolver una tarea que consiste en colocar en orden lógico un juego de tarjetas que se le entrega, y que representan escenas de un proceso de la vida cotidiana.

Dejaremos que el niño trabaje por sí solo pero tendremos a mano una hoja para hacer anotaciones en la que destacaremos comentarios como:

- El número de intentos que realiza para ordenar las tarjetas.

- Si cambia con frecuencia su estrategia de trabajo.

- Si abandona la tarea y hay que estimularle a que continúe.

- Si muestra señales de aburrimiento o falta de interés.

- Si hay signos de ansiedad por terminar.

Pincha aquí para obtener las tarjetas del juego del orden. 

Asesoramiento: un juego elaborado por la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI)

 


Elige y compra en Amazon