Pros y contras de la educación bilingüe

Ventajas e inconvenientes

En un mundo globalizado como el nuestro, hablar inglés se ha convertido en una obligación. Los colegios bilingües se han multiplicado con desigual resultados.

 
niño inglés

El inglés hace tiempo que entró en las aulas, pero sin mucho éxito. Nuestro sistema educativo está luchando para acabar con ese desconocimiento crónico de otra lengua que no sea la materna. El bilingüismo –básicamente en inglés– parece ser la solución. Y ya se ha implantado en muchos colegios por todo el país. 

La oferta

 Matricular a un niño en un colegio bilingüe tiene sólo una ventaja, pero muy poderosa: prácticamente se garantiza el aprendizaje de un idioma extranjero. Y los beneficios de ello son múltiples para el niño: beneficios profesionales –en un futuro mejorará su posibilidad de encontrar un buen empleo–, cognitivos –se ha demostrado que tienen mayor habilidad comunicativa y flexibilidad mental– y culturales –gozan de una visión del mundo más amplia–. Hasta hace pocos años, sólo los colegios privados eran bilingües, pero ahora las CC AA están haciendo un gran esfuerzo por llevar este tipo de educación a los centros públicos. Los públicos, concertados y algunos privados ofrecen las clases en castellano y en otro idioma y siguen el plan de estudios español; mientras que otros privados sólo usan la lengua extranjera y siguen el plan de estudios oficial de otro país, como el Liceo Francés, el Colegio Alemán o Italiano o el British Council. Y por si fueran poco estas dos opciones de bilingüismo, cada vez más colegios imparten una segunda –¡y hasta tercera!– lengua extranjera: francés y alemán, casi siempre.

Advertencias

Gema Aguado, pedagoga y maestra de Educación Infantil del CEIP Julián Marías de Madrid recuerda que no todos los colegios bilingües garantizan el aprendizaje adecuado del idioma extranjero, porque no todos imparten las suficientes clases en dicho idioma y porque no todos los profesores lo dominan igual. Depende de las CC AA y de los centros, pero, por ejemplo, mientras unos colegios ofrecen una educación casi exclusivamente en ingles, con la única excepción de matemáticas y lengua, otros no llegan a un tercio de las horas en este idioma. Ella desaconseja el bilingüismo para los niños con problemas de aprendizaje, especialmente dislexia. También Sara Lòpez Yuste, maestra de Educación Infantil del Colegio Fuenllana de Alcorcón (Madrid) advierte de que “es importante que el niño domine su lengua materna; si no es así, le costará mucho más aprender un segundo idioma y no manejará bien ninguno de los dos”. 

Qué pasa en las CCAA con idioma autonómico

Cataluña, Galicia, País Vasco, Comunidad Valenciana o Baleares tienen lenguas cooficiales que se enseñan en sus coles. Por eso, los papás que viven allí deben tomar ¡otra decisión! ¿Matriculan a su hijo en un centro que imparte las clases en castellano? ¿Optan por otro que sólo enseña el idioma autonómico? ¿O eligen uno trilingüe que también incorpora el inglés? Para que puedas elegir, te explicamos cómo está la situación en estas CC AA:

 Cataluña. En la educación pública y concertada las asignaturas se imparten en catalán, excepto lengua española e idioma extranjero. En la privada, hay colegios bilingües, que imparten las mismas horas en castellano que en catalán, y trilingües, que suman a estas dos lenguas un idioma extranjero.

• País Vasco. Hay tres modelos: en el primero, las clases se imparten en castellano y el euskera se da sólo como asignatura; en el segundo, el euskera es la lengua principal, y en el tercero, las clases se dan en los dos idiomas, pero con preponderancia del euskera. También hay colegios trilingües.

• Galicia. Es el modelo más cercano al bilingüismo: la mitad de las clases se dan en gallego y la otra mitad, en castellano. Pero se tiende al trilingüismo con la incorporación del inglés y un tercio de las clases en cada idioma. 

• Comunidad Valenciana. Hay tres vías: una, con casi todas las clases en valenciano; otra que da prioridad al castellano, y la última es bilingüe. A partir del próximo curso, se tenderá hacia el trilingüismo, igual que en Galicia.

• Islas Baleares. Han adoptado un nuevo sistema trilingüe por el que, desde septiembre de 2013, los colegios deberían impartir un 30% de sus clases en inglés, un 30 en castellano y un 30 en catalán. El 10% restante queda a libre elección de cada centro educativo. Esta medida no ha estado exenta de polémica. Los profesores iniciaron una huelga indefinida en su contra y el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares desestimó el recurso impuesto por sindicatos educativos para paralizar su entrada en vigor.

 

Gema Martín