Organiza su tiempo con este horario de clase

Es importante que sepa planificar su jornada

Organizar los deberes y el estudio cada tarde y cargar sólo con los libros necesarios debería ser objetivo primordial para los niños. Ayúdales imprimiendo este práctico horario para su habitación. Rellénalo con sus clases y cuélgalo en un lugar visible para que lo consulte con facilidad.

 

Ser capaces de organizarse y gestionar su tiempo solos es una de las prioridades de los profesores de Educación Primaria, que pretenden enseñar a los más pequeños a aprovecharlo al máximo no sólo durante las clases, sino también durante su tiempo libre.

Por eso no es de extrañar que en las reuniones que mantengáis con ellos os insistan en la importancia de seguir unos horarios más o menos fijos de manera que vuestros hijos sepan del tiempo de que disponen para hacer cada cosa. Y por eso tampoco es raro que su día a día en la escuela se repita igual cada semana: “clase de lengua los lunes a primera hora; de educación física los martes por la tarde; de plástica los viernes…”, ni que la primera hoja de cualquier agenda escolar aparezca ocupada por la cuadricula de un horario que completar.

El uso permanente de este horario tiene muchas ventajas:

  • -Ayuda al niño a organizar sus deberes. Si, por ejemplo, el lunes le han puesto tareas de matemáticas, lengua e inglés pero el martes no tiene clase de “mates” puede empezar a hacer los trabajos de las otras asignaturas y, si le queda tiempo, empezar con los problemas, sabiendo que tendrá oportunidad de hacerlos al día siguiente si no puede acabarlos.
  • Resulta de ayuda a los padres para saber qué ropa debe vestir su hijo cada día: los días que tenga educación física, la ropa deportiva es obligatoria; el resto deberán buscarle otro modelito.
  • Evita que los niños carguen de forma inútil con peso de más en sus mochilas, lo que protege sus delicadas espaldas. Este principio se cumple siempre que el niño organice su mochila a diario con los materiales que necesitará para la jornada siguiente. Es inútil portar no sólo todos los libros y cuadernos de todas las asignaturas, sino también los “extras” demandados en cada una de ellas. Si los martes no tiene inglés, ¿para qué va a llevar el diccionario?; ¿no te parece absurdo cargar con la caja de acuarelas y la flauta los días que no tiene plástica o música? Enséñale a revisar cada noche la mochila antes de irse a dormir para asegurarse de que lleva lo necesario y, los primeros días de curso, comprueba tú que lo hace bien y corrígele si no es así.

Imprime el calendario de horarios de clase que hemos diseñado pinchando el enlace, rellenadlo con las horas de sus clases y las asignaturas que deba estudiar cada día –puedes escoger un color para cada una para que sea más original– y colócalo en un lugar visible de su habitación –sobre su mesa de estudio, en el tablón donde cuelga las fotos de sus ídolos, detrás de la puerta…– para que lo consulte un vistazo siempre que quiera. Si prefieres darle un aire más “artístico” puedes imprimir iconos de las distintas asignaturas y pegarlos en las casillas correspondientes.

 

Laura Jiménez




Elige y compra en Amazon