Madres de día, una alternativa a la guardería

Una nueva opción para cuidar a tu bebñe

Aunque es una figura ya consolidada en Europa –hay 80.000 en Gran Bretaña–, la madre de día está empezando ahora a abrirse camino en España como una alternativa a la guardería y a la cuidadora de niños en el hogar. 

 

Ha llegado el momento de retomar tu actividad profesional y de adoptar una difícil decisión: quién cuidará a partir de ahora a tu bebé. Nosotros te informamos sobre una nueva opción que se está abriendo camino poco a poco en España como una alternativa a la guardería, a la cuidadora en el hogar o a los abuelos: la madre de día. En el resto de Europa son profesionales absolutamente reconocidas. Como ejemplo, en Gran Bretaña hay más de 80.000. 

¿Qué es una madre de día? 

Es un a educadora cualificada que acoge a un número muy limitado de niños (3-4) en su casa. 

Como es una figura que no está regulada –sólo lo es en Navarra–, la Ley no le obliga a cumplir ninguna titulación. No obstante, la Asociación Madres de Día, que trabaja en Madrid, exige a sus miembros una titulación que las acredite como maestra o técnico superior en Educación Infantil, psicóloga, pedagoga... Debe ser una profesional que esté capacitada para realizar un trabajo con niños de 0 a 3 años con calidad pedagógica y que, además, les ofrezca cuidados y amor en condiciones similares a las de su propio hogar.

La casa debe cumplir otros requisitos: tener el espacio suficiente para que los niños jueguen y se desplacen con libertad y garantizar unas condiciones de higiene y seguridad. 

Ventajas con respecto a la guardería

La principal es que hay muy pocos niños por educadora, lo que permite una atención individualizada y una relación muy cercana en una edad en la que el bebé no sólo necesita educación, sino también protección y amor. Él se siente más seguro, lo que influye en su desarrollo y en su salud, ya que cogerá menos infecciones al convivir con menos niños y estar menos estresado. Y es que el cambio de su casa a la de una madre de día no resulta tan brusco como la escuela infantil, porque el ambiente, las rutinas…, son similares a las de su hogar.

Además, las madres de día responden mejor a las necesidades de cada bebé –alimentación, sueño, higiene…– sin forzarle y teniendo en cuenta su desarrollo natural. Otro beneficio es que permite la convivencia de niños de diferentes edades, lo que es una experiencia muy rica para ellos, destaca la presidente de la Asociación. Los pequeños aprenden de los mayores y los mayores protegen a los pequeños; es una relación tan natural como en una familia. Además, pueden hacer muchas actividades y juegos con libertad creativa, algo imposible en un aula donde una educadora tiene que atender a 25 niños. Y finalmente, el horario es más flexible, según acuerdos con las educadoras: hay papás que sólo necesitan el servicio las tardes o los fines de semana.

Para elegir bien 

Es fundamental no confundir esta modalidad de cuidado de niños con una guardería ilegal como las que existen en muchos pisos de las grandes ciudades. Para evitar los riesgos, se recomienda contratar a una madre de día a través de alguna asociación que ofrezca garantías y que exija a sus miembros unas condiciones sobre su titulación y casas; y después, conocerla bien. En general, se establece un periodo de adaptación de dos semanas en el que el niño está acompañado por su mamá, su papá u otra persona que le dé seguridad, como su abuelo. Más tarde, cuando van a llevar al niño a la casa, pueden entrar y estar un rato charlando con la madre de día. Algunas, incluso, hacen reuniones con los papás de forma periódica y relajada para tomar un café.

Coste

 Depende de la zona, pues los precios de las casas –y hasta la comida– son muy diferentes. Pero, en general, el precio es similar al de una escuela infantil privada, es decir, oscila entre 450 y 500 euros al mes cuando los niños están unas ocho horas al día.

Asesoramiento: Inés Gámez, especialista en Pedagogía Waldorf y presidenta de la Asociación Madres de Día.

 

Gema Martín




Elige y compra en Amazon