La edad del bebé y los contagios en la guardería

Infecciones a raya

El frío invernal y la asistencia al colegio forman un coctel que se traduce en un aumento bastante importante de las infecciones entre nuestros niños. ¿Es para tanto? ¿Deben preocuparse los padres que llevan a sus hijos a la escuela infantil que enfermen tan a menudo? ¿Existe realmente el síndrome de la guardería?

 
niño pensando
 

El síndrome de la guardería

Un número creciente de bebés y niños pequeños acude cada año a las escuelas infantiles. Las necesidades económicas y sociales de las familias han provocado, además, que lo hagan a edades cada vez más tempranas. ¿Y esta tendencia tiene un impacto negativo para los más pequeños? A juicio de los expertos, en absoluto; todo lo contrario: los niños aprenden muy pronto a relacionarse, a compartir, a cumplir unas normas...

Sin embargo, los padres también deben saber que el contacto más estrecho con otros bebés en un ambiente cerrado favorece su exposición a virus y bacterias y, en consecuencia, aumenta el riesgo de contagio de infecciones. Es lo que algunos han dado en llamar el “síndrome de la guardería”, que se traduce en episodios más frecuentes de lo habitual de resfriados, otitis, gastroenteritis...

No obstante, a juicio de los pediatras, esta posibilidad no debe crear alarma en los padres que llevan a sus hijos a la escuela infantil. La mayoría de esos procesos infecciosos, salvo casos muy concretos, son leves, pasajeros y, sobre todo, inevitables. Ningún papá puede impedir que su pequeño pase por los repetidos –y típicos– resfriados que todos hemos sufrido durante la etapa escolar.

Gema Martín




Elige y compra en Amazon