Fichas de restas para niños para imprimir

Ayúdale a desarrollar su habilidad para contar

Una vez entendidos los conceptos, hacer operaciones resulta un pequeño reto divertido. Además de estimular su cerebro, ayuda al niño a concentrarse e ir hasta el final de la tarea. Imprime las fichas de restas para niños entre 5 y 8 años y comprueba que tu hijo maneja bien la comprensión de cada tipo de resta.

 

Hacer sumas y restas sobre el papel requiere por parte del niño pequeño un esfuerzo de abstracción. No podrá hacerlo antes de haber manejado estos conceptos matemáticos con la ayuda de sus sentidos. Por eso, conviene empezar a contar con materiales simples pero de efectividad probada para aprender a contar. Usar un ábaco es muy útil y resulta divertido para el niño a partir de los 3 años. También son interessantes las barras y los husos de madera desarrollados por Maria Montessori. Te puedes inspirar y fabricar cosas parecidas en casa.

Cuando el niño haya entendido los conceptos, tendrá en torno a los 5 o 6 años y podrá llevar a cabo restas sobre papel. Empieza por restas muy sencillas como las que te proponemos en la ficha de restas de una cifra. Si sabe sumar con dos cifras, podrás proponerle hacer restas con dos cifras sin llevada. Si compruebas que no termina de sentirse seguro, vuelve al ábaco o a los husos de madera. Termina con  las restas de dos cifras con llevada, las más difíciles. De nuevo, te vendrá bien echar mano de tu material didáctico ante cualquier dificultad. Si observas que a tu hijo le cuesta concentrarse, hay  juegos y pequeñas actividades que le pueden ayudar a mejorarla. Y para comprobar que la tarea está perfectamente asimilada, termina con la ficha de restas de dos cifras con y sin llevada. ¡Enhorabuena! Tu hijo puede resolver todo tipo de restas.

 

Victoria Gómez