En 8 puntos, guía para enseñar al niño a hacer los deberes

Enséñale a responsabilizarse de sus tareas

Hace oídos sordos, protesta, llora… Muchos niños son maestros en convertir la hora de los deberes en una tortura para sus padres. Te contamos cómo proceder para terminar con esta problemática situación.

 
8 claves para enseñar al niño a hacer los deberes

La gran mayoría de los niños llegan del cole con tarea para casa. Sin entrar en la polémica de sí o no a los deberes, el hecho es que ciertos conocimientos como la lectoescritura o el cálculo tardarán mucho en afianzarse si no se practican en casa. Pero los deberes no deberían convertirse en la actividad principal después del cole.

El tiempo que ocupan es un aspecto importante. En los primeros cursos, no debería superar la media hora para que el niño tenga tiempo de descansar y jugar. En momentos puntuales y a medida que crezca podrá alargarse un poco pero nunca poner en peligro el descanso del niño. Todo irá  bien cuando haya asumido que las tareas escolares son su responsabilidad, que los debe hacer solito y sin perder tiempo.

Estas 8 claves le ayudarán a aprender a hacer los deberes:

1. Un espacio para los deberes. Ha de ser cómodo, tranquilo y con buena luz. En la mesa, sólo tienen que estar las cosas que el niño va a necesitar para hacer los deberes. Quita todo elemento que le pueda distraer: libros, móvil, juguetes... La televisión no debería estar en su cuarto si estudia en él.

2. Rutina desde el primer año de Primaria. Si tu hijo no tiene deberes, dedica cuarto de hora a pedirle que dibuje letras, escriba números, ilustre con un dibujo el cuento que le has leído… Cualquier pequeña tarea sirve para que se vaya acostumbrando a los deberes.

3. Establecer un horario. Fija un horario para empezar y otro para terminar. Muchos niños estiran el tiempo de los deberes distrayéndose con cualquier cosa. El objetivo es hacerlos en no más de media hora. Si, pasado este tiempo no ha terminado, el niño debería asumir esta responsabilidad y acudir al cole con lo que ha hecho.

4. Los deberes, los hacen los niños. Este es un punto fundamental y el objetivo principal de toda la estrategia. Los deberes son responsabilidad de los niños y tienen que aprender a hacerlos con autonomía. Para ello:

- No te sientas a su lado. Los padres no sustituyen al profesor. Además, el niño podría entender que los deberes son perfectos para raptar toda tu atención.

- Enséñale a organizarse. Procura que tenga un horario escolar, aprenda a proceder por pasos hasta la solución, con buenas técnicas de estudio, y sepa preparar su mochila con los libros que necesita para el día siguiente.

- No le hagas sus deberes ni se los corrijas. Es importante que su profesor sepa lo que ha entendido y dónde falla. Si te pregunta algo concreto, acláraselo. 

- No eres su agenda escolar. Si se ha olvidado algo o no sabe lo que hay que preparar, no llames a la madre de un compañero para resolver el asunto. Él debe encargarse de solucionar el tema.

5. De premio, una ratito jugando juntos. Ciertos niños usan de los deberes para captar la atención de sus padres y algunos padres se desquitan del poco tiempo que pasan con sus hijos haciendo los deberes con ellos. Mejor, premia a tu hijo con un rato de juegos compartidos. Tendrá un buen motivo para no perder tiempo haciéndolos.  

6. Las críticas al sistema nunca delante de los niños. No conviene criticar a su profesora o declarar que estás en contra de los deberes delante de tu hijo. El niño vive en un entorno concreto, con unas obligaciones que debe asumir. No sirve de nada disculpar su actitud con argumentos que no le van a librar de sus responsabilidades.

7. Pocas actividades extraescolares. Tu hijo necesita tiempo para jugar libremente y desarrollar su creatividad. Si sobrecargas su tiempo libre con actividades estructuradas donde prima la disciplina, se lo quitarás de actividades tan importantes para los niños como jugar. 

8. Detecta a tiempo sus problemas de aprendizaje. Si notas que tu hijo no consigue hacer su tarea con normalidad en un tiempo adecuado, consulta con su profesor. En caso de tener problemas de aprendizaje, un diagnóstico precoz y el apoyo de un especialista le ayudarán a superarlos. 

 


Elige y compra en Amazon