Claves para elegir su escuela infantil

Una decisión importante

 Abierta, transparente, cálida y, por supuesto, acreditada. Así debe ser la escuela infantil de tu hijo. Estas son las pautas que te ayudarán a averiguar qué tipo de colegio estás visitando cuando te toque elegir.

 
niña jugando

 Antes de ponerte a buscar, lo primero es la normativa que rige el funcionamiento de una escuela infantiles. Estos son los aspectos más importantes.

1. Alumnos por clase: depende de la franja de edad.Los máximos son los siguientes:

  • de 0-1 año: 8 bebés.
  • de 1 a 2 años: 13 niños.
  • de 2 a 3 años: 20 alumnos.

2. Las instalaciones: la escuela debe estar situada en un local de uso exclusivo para educación y con un acceso independiente desde el exterior. Tiene que contar con una aula por franja de edad con una superficie mínima de 2 m2 por alumno y un total de unos 30 m2. Y aunque la norma no lo especifica, lo ideal sería una sala amplia y bien iluminada con luz natural. Además, las salas destinadas a los menores de 2 años dispondrán de una zona diferenciada para la preparación de alimentos y el cambio de pañal. Por cada clase debe haber un aseo visible y accesible desde la sala, con inodoros y lavabos adaptados al uso infantil. Además de las aulas, es imprescindible una sala interior de usos múltiples de 30 m2, que pueda utilizarse para diversas actividades, incluida la de comedor, aparte de un patio de juegos vallado y de uso exclusivo para el centro, de 75 m2, con zonas diferenciadas como arenero, área de columpios y espacios de sombra. Por último, la escuela tiene que reservar una sala como despacho de dirección, una secretaría y una sala de profesores. Por supuesto, fíjate en la higiene de las instalaciones así como en las medidas de seguridad disponibles.

3. El personal. En el tramo de 0 a 3 años, los educadores deben tener una titulación en Formación Profesional como Técnicos especialistas en Jardín de Infancia. Además, es necesario que el centro cuente con personal de apoyo para atender convenientemente a los niños durante la comida o la siesta. Pero además de la titulación oficial, es fundamental que te fijes en su manera de relacionarse con los niños –de ahí, que en la visita al centro es importante que acudas con tu hijo–. Un trato cariñoso, paciente y afable es el que ayudará a tu pequeño a integrarse en la escuela.

Pregunta si el centro cuenta con profesionales de apoyo, como un pediatra o un psicólogo. Seguramente, ni uno ni otro estén en plantilla, pero lo más habitual es que presten sus servicios a una red de centros entre los que se encuentre el tuyo. El pediatra no estará para tratar las enfermedades de tu hijo –un niño enfermo no debería acudir a la escuela– pero sí puede ser de gran ayuda para dar la voz de alarma ante posibles problemas que son más fáciles de detectar en la escuela –deficiencias visuales o retrasos en la psicomotricidad, por ejemplo–. En cuanto al psicólogo, resulta de gran apoyo tanto para el educador como para los padres.

4. El proyecto educativo. Solicítalo durante la visita. Pregunta sobre el método educativo, los objetivos curriculares, y también ten muy en cuenta la importancia que le den al desarrollo psicoafectivo, social y personal de los niños.

El horario ideal

Las escuelas públicas suelen abrir sus puertas alrededor de las 9.00 de la mañana y cerrarlas sobre las 16.00 h. Por su parte, las de titularidad privada son más generosas con el horario y ofrecen jornadas más amplias –incluso desde las 7.30 de la mañana para los más madrugadores y hasta bien entrada la tarde, 19.00 h, algunas de ellas– en un intento de que los padres puedan conciliar vida familiar y laboral. Pero ofertas aparte, ¿cuál es el horario más conveniente para un niño? Quizás, no puedas elegir por exigencias de horario laboral, pero si eres de las que sí puedes hacerlo, ten en cuenta varias cuestiones antes de tomar una decisión. Es cierto que las actividades regladas, aquellas con las que aprenderá los colores, las formas, mejorará su vocabulario o trabajará con las fichas, se concentran en la mañana, de 9.30-10.00 h a 12.30-13.00 h, pero también lo es que en una escuela infantil el aprendizaje más importante no se centra en estos temas académicos sino en las que le ayudarán a formarse como persona. Llevar al niño sólo las horas de las actividades pensando en su formación puede no ser del todo acertado.

¿Escuela pública o privada?

Las Comunidades Autónomas tienen unas plazas limitadas para cubrir la escolarización financiada con fondos públicos de niños de 0 a 3 años. Por tanto, es necesario realizar una selección de los mismos cada año. Y esta se lleva a cabo a través de un sistema de puntos. Los más habituales, como prioritarios, son: renta anual familiar, proximidad del centro a vuestro domicilio o lugar de trabajo y existencia de hermanos en la escuela. Existen otros puntos que podrás obtener por ser familia numerosa, por alguna minusvalía que alguno de vosotros o algún hermano sufriera o cualquier otra circunstancia que el centro pueda fijar libremente.

La información que debes aportar con la solicitud de ingreso y las fechas en las que se abre el plazo de preinscripción –suele ser a finales de marzo o principios de abril– las puedes consultar en la página web de tu Comunidad Autónoma o en el tablón de anuncios de cada centro.

Pero si no te conceden plaza en la red pública, tendrás que solicitarla en alguna escuela privada. El plazo de preinscripción suele abrirse algo más tarde, pero no te confíes sobre todo si tienes muy claro a cuál le quieres llevar o es un centro muy solicitado. Las condiciones de admisión son propias de cada escuela. Suele ser definitivo el resultado de la entrevista personal con los padres.

Ayudas para el pago de la escuela infantil

- De la administración pública

El apoyo a la conciliación de la vida laboral y familiar es escaso por parte de nuestros gobernantes. Consisten en ayudas directas para el pago de la escuela infantil y/o deducciones fiscales. Contacta con la tuya para informarte.

- De los colegios profesionales

Si eres miembro de algún colegio oficial, consulta si ofrecen ayudas para el pago de este concepto. Ten en cuenta que este tipo de ayudas privadas son compatibles con las que puedas recibir de la Administración pública.

- De tu empresa

La forma más habitual es recibir por parte de la empresa los llamados tickets o cheques guardería. Se trata de un sistema de retribución que permite a los empleados con hijos de 0 a 3 años el pago total o parcial de la escuela infantil de sus hijos, y a su vez ofrece importantes ventajas fiscales a las empresas. Existen varias entidades que los gestionan. Accor Services comercializa los Ticket guardería® , ayuda para el pago de la guardería a empleados con hijos de 0 a 3 años (www.ticketguarderia.es o 93 507 15 15 y 91 125 45 00)  y Cheque gourmet ( www.chequegourmet.com o 901 234 234) comercializa los Cheque Educadhoc -ayuda para la compra de libros en los establecimientos asociados a la red de la empresa-, y los cheques guardería educainfantil -ayuda a los empleados que necesitan una guardería para el cuidado de sus hijos entre 0 y 3 años-.

 


Elige y compra en Amazon