La seguridad del niño de 8 a 12 años en internet

Recomendaciones para su seguridad

El niño de 8 a 12 años suele ser sociable y audaz en el manejo del ordenador y los contactos online. No dejes de estar atenta a sus actividades en la red y las personas con las que contacta.  

 
niña y madre con ordenador

El niño de 8 a 12 años es un internauta atrevido. Le atrae todo lo nuevo y está siempre a la caza de la última moda. Para ponerle al día, confía más en sus amigos que en los adultos de su entorno. Es aún un niño pero aspira a comportarse como un adolescente e intenta imitarlos en todo. Si bien la edad legal para tener cuenta propia son los 13 años, visitará las redes sociales más populares entre ellos.

En qué debes fijarte

Si bien el mejor control parental es la relación de confianza que se establece entre niños y adultos a lo largo de los años, los preadolescentes pueden pasar por etapas de rebeldía. Interactuar en la red de forma inadecuada se puede convertir en una manera de expresar su disconformidad con lo que se le impone en casa. Conviene estar siempre atento.

  • Es importante mantener activado tu software de control parental para monitorear la creación y utilización de cuentas en redes sociales. Comprueba que la edad que afirma tener tu hijo en la red es la verdadera. 
  • Consulta el historial del navegador para averiguar qué páginas webs visita y con qué frecuencia. El software de control parental impide borrarlo. 
  • También debes mantener un ojo sobre las cuentas de correo electrónico y mensajería instantánea para ver con quién se comunica. Si dispone de un móvil o una red social, lo hará por ese medio en lugar del correo electrónico tradicional.
  • Habla con tu hijo a menudo. Transmítele que confías en él pero no de cierta gente desaprensiva que actúa por internet y se aprovecha de la falta de experiencia e ingenuidad de los niños.

Sus intereses

Sus preferencias van hacia la música: escuchar, descubrir, descargar nuevas canciones. Le entretiene hacerse fan de sus grupos favoritos, visitar sus blogs o páginas webs, enterarse de los últimos cotilleos, descargar fotos o unirse a un "feed" de Twitter. Su otro centro de interés: los vídeos. Los niños más creativos aprenden a sacar sus propias fotos digitales, editar vídeos y compartirlos con los amigos. Los más espabilados ya los publicarán online. También se hará fan de su deportista favorito o del protagonista de su serie. Sus modelos de referencia están ya definidos.

Asesoramiento: Guía familiar de seguridad online de Marian Merritt. Editado par Norton by Symantec.

 

Magda Campos