El ciberacoso infantil se extiende por la red

Informa a tus hijos

Estudios recientes apuntan a que un niño de cada 5 sufre ciberacoso de forma regular. Las redes sociales, las mensajerías instantáneas y los móviles son la plataforma que niños y adultos desaprensivos utilizan para humillar y atemorizar a otros niños. 

 
niños con ordenador

De nada sirve negar una realidad que alimenta cada vez más titulares de prensa. El ciberacoso se extiende a la misma velocidad que lo hacen las nuevas tecnologías. Hoy en día, los niños deben estar informados, saber en qué consiste y cómo protegerse contra esta dañina estrategia de controlar a una persona a base de infligirle miedo y vergüenza. 

Las redes sociales, los chats y la mensajería instantánea nos conectan como jamás en la historia de la humanidad. Intercambiamos a la velocidad de la luz fotos, vídeos, mensajes de textos o música. Esta enorme plataforma abierta en la que nos movemos nos abre infinitas posibilidades pero tiene su lado oscuro. Muy inquietante es el uso que hacen algunos niños -y adultos- desaprensivos de las nuevas tecnologías para humillar y acosar a otros niños que, en muchos casos no se atreven ni a denunciar sus experiencias de ciberbulling. La organización británica Beatbullying calcula que el 50% de los niños han sido acosados online alguna vez. La mayoría de los estudios en Estados Unidos apunta a que un niño de cada 5 sufre ciberacoso de forma regular. 

Desde pequeños, los niños deben aprender a utilizar un lenguaje respetuoso en su mensajes, a no ciberacosar pero tampoco a participar pasivamente, observando y callando. No deben reenviar mensajes ofensivos o agregar comentarios en una página o una red social. Si son conocedores del acoso, se espera de ellos que avisen a sus padres. Pero como la vergüenza y el temor les puede atenazar, los adultos debemos estar siempre atentos.

También es importante que los niños entiendan que compartir una contraseña es la puerta de acceso a cualquier suplantación de identidad. Ha de mantenerse secreta. Asimismo, si entran en su cuenta desde el ordenador de un amigo, no deben irse antes de haberla cerrado. Dejar el acceso abierto es arriesgarse a que su amigo le juegue bromas pesadas haciéndose pasar por él. 

Qué hacer ante un ciberacoso

Si está siendo víctima de un ciberacoso, dile a tu hijo que no responda a los mensajes. La mejor estrategia es guardar silencio y negar que ha visto los mensajes. Por otra parte, es importante guardar estos mensajes. Si el ciberacoso se prolonga, servirán para elaborar un informe dirigido a la dirección del colegio o a la policía. Desenmascarar al culpable suele ser sencillo ya que el acosador necesita tener público para que su acoso tenga relevancia. Tanto la víctima como los niños de la clase sabrán identificarle. En cuanto a las medidas a tomar, muchos colegios ya tienen sus propias políticas y medidas disciplinarias para responder al ciberbulling.

Fuente: Guía familiar de seguridad online de Marian Merritt editado por Norton by Symantec.

 


Elige y compra en Amazon