Cuándo y cómo decir la verdad sobre los Reyes Magos

Elige bien el momento

¿Como saber si el niño está preparado para conocer la verdad sobre los Reyes magos? El momento dependerá de cada niño, de su ritmo de maduración y aprendizaje. Pero, en general, alrededor de los 7 y 9 años un niño debería estar preparado para aceptar y comprender la historia real. 

 
reyes magos

Muchos padres se preocupan por cómo decir la verdad a sus hijos. Te damos las claves para que ese momento sea lo más fácil posible para todos:

Espera a que tu hijo te pregunte. Contéstale con un "¿Tú qué crees?" En función de las dudas que te plantee, podrás hacerte una idea del nivel de información que maneja y, así, podrás ir contestándole sin riesgo a contarle más de lo que él está preparado para asumir.

- Si expresa claras dudas, no le niegues la verdad pensando que “sería una pena que no viviera con la ilusión una Navidad más”. Una cosa es mantenerle en la ilusión de un bonito cuento y otra es mentirle. Te lo recriminará porque se sentirá engañado y frustrado. Además podría pensar que sus padres también pueden engañarle en otras cuestiones.

Cuéntaselo con un lenguaje claro y sencillo. Si es aún pequeño (6-7 años), puedes informarle sin salirte del todo de la fantasía. Por ejemplo, que como los Reyes Magos no tenían capacidad para llegar a todas las casas, les pidieron a los papás que les ayudaran, actuando de pajes, y fueran ellos los que regalaran a sus hijos. Si es más mayor, aclara que lo que le contaste no era un mentira sino una tradición en forma de cuento para que todos los niños pequeños se sientan felices.

  - No te extrañes si además de esta verdad, empieza a plantearte dudas sobre el ratoncito Pérez, Papá Noël y otros cuentos y fantasías que hayas inventado para él. También son frecuentes las preguntas sobre la religión.

¿Cómo se lo tomará?

Unos lo aceptan con normalidad, otros sienten desconcierto. Incluso, algunos se niegan a creerlo al principio. Todas ellas son reacciones típicas y lógicas. Para ellos, la llegada de los Reyes Magos suponía uno de los momentos clave de la Navidad, y recolocar la historia en su cabeza, les cuesta. Es posible que, tras la primera conversación, le vayan surgiendo más preguntas sobre los detalles. Contestarle con sencillez será la mejor forma de ayudarle a ir construyendo esa otra realidad. En cualquier caso, no pierdas de vista que la verdad sobre los Reyes Magos no es más que una pequeña frustración de las muchas que tendrán que aceptar en su vida. Lo importante es que no merme su confianza en ti y que su autoestima no se vea afectada por haber creído en algo imposible.

Asesoramiento: Tatiana Remolá, psicóloga del método Lenoarmi, de Barcelona, 

Raquel Burgos