Adicción a los videojuegos en el niño

Claves para un buen uso

Un uso prudente y racional de los videojuegos puede ser beneficioso, pero el abuso puede causar problemas para la salud. Para evitarlo es imprescindible la supervisión de los padres.

 
Jugando a la PSP
 

¿Cómo detectar una adicción?

El nivel de adicción a internet, el uso de videojuegos y la utilización de la telefonía móvil es cada vez mayor y, en algunos casos, preocupante. El niño se aísla de los demás y pierde interés por los estudios y el deporte. Habitualmente, se llega a esta situación de forma progresiva: se empieza jugando de forma esporádica y luego poco a poco se aumenta la frecuencia hasta hacerse prácticamente diaria. Determinar si realmente el niño se está pasando con la videoconsola no es tarea fácil. Estos son los síntomas más frecuentes de adicción:

  1. Cada vez necesita estar conectado durante más tiempo para sentirse satisfecho. 
  2. Se siente apático, nervioso o enfadado y sólo se le pasa cuando se conecta a su máquina preferente.
  3. No consigue controlar el tiempo que pasa conectado o la veces que quiere conectarse.
  4.  Cuando no está conectado, sólo piensa en cuándo y cómo conectarse de nuevo.
  5. Ha perdido interés por actividades que antes le gustaban.
  6. Prefiere las ciber-relaciones a las relaciones cara a cara, jugar con su videoconsola a jugar con amigos.
  7. Miente a familiares o amigos en relación al tiempo y la frecuencia con la que se conecta o juega.

 

Nuria Safont




Elige y compra en Amazon