Trucos para aprender a montar en bici

Paseos sobre ruedas

Es una de las actividades más divertidas y saludables. Enseña a tu hijo cómo dar sus primeras pedaladas con la seguridad y confianza necesarias para que disfrute al máximo.

 
Montar en bici

Si tu pequeño tiene 4 o 5 años se encuentra en la edad ideal para aprender a montar en bicicleta, pues ha adquirido las habilidades motoras necesarias para mantener el equilibrio sobre ella.

Fundamental, una buena preparación

* Las bicis sin pedales son el mejor juguete para ir preparando al niño a la bici. Con ella, va adquiriendo sentido del equilibrio y manejo del manillar. El triciclo también es una buena introducción para desarrollar fuerza en el pedaleo y aprender a frenar y dirigir el vehículo.

* Su primera bici tiene que tener el tamaño adecuado a su talla. Ha que poder sentarse con los pies planos en el suelo y que la altura del manillar no quede por encima de los hombros. Conviene que manillar y el sillín estén al principio lo más bajo posible, para ir subiéndolos a medida que crezca. Comprueba que el niño puede utilizar los frenos con facilidad. 

* Al principio, debe usar ruedas adicionales, -los conocidos “ruedines”. Han de ser regulables en altura. Cuando controle el manejo de la bici con ruedines, vete subiéndolas cada vez más. De forma natural, el niño irá pedaleando sobre ruedas la mayor parte del tiempo. Será el momento para quitárselas.

Ha llegado el gran día

Elige una zona lisa y sin baches, sujeta su sillín y anímale a dar pedales. Una vez bien arrancado, vete soltándole, al principio en breves momentos, luego más tiempo. Enséñale a dar vueltas y a frenar sin los pies.

Algunos niños aprenden muy de prisa, otros tardan algo más. La confianza es un factor importante, ten paciencia y felicítale por sus logros. En poco tiempo, se volverá un experto ciclista.

 Para terminar el aprendizaje, puedes recurrir a juegos sencillos como elaborar circuitos o hacer de guardia de tráfico y que obedezca tus indicaciones. Enséñale a circular por el margen derecho de la vía y a respetar las normas básicas de circulación. 

Su seguridad, lo primero 

Acostumbra a tu hijo a que use estos elementos de seguridad cuando sale de paseo:
- El casco: colócaselo horizontal sobre la cabeza, con el borde delantero unos dos dedos por encima de las cejas y con la correa abrochada siempre.
- Luces y elementos reflectantes: tan importante como ver cuando conduces una bici es ser visto. Por eso, el Código de Circulación considera obligatorio que las bicicletas estén dotadas de una luz delantera, blanca o amarilla, y un piloto trasero. No está de más añadir algunos elementos reflectantes a su bici e indumentaria: chaleco, un brazalete en el brazo o tiras adosadas al casco o la ropa. Llevad siempre una linterna por si la luz falla.
- Coderas, rodilleras y guantes.
 

Asesoramiento: Consuelo Mallebrera, pedagoga del Instituto Tecnológico del Juguete (AIJU)

Laura Jiménez