El niño que se balancea o se golpea al dormir

Hábitos para conciliar el sueño

Muchos niños pequeños adoptan pequeñas manías para conciliar el sueño. A veces, estos hábitos de adormecimiento resultan muy llamativos pero no deben preocupar.

 
niño dormido

Las manías que adoptan los niños pequeños para dormirse pueden ser muy variadas. Van desde los balanceos suaves y rítmicos hasta lo cabezazos contra la almohada o la pared. Algunos niños incluso se colocan a gatas y hacen aparatosos balanceos de todo su cuerpo hacia un lado y el otro. Los niños muy activos y fuertes pueden llegar a desplazar la cama. Mientras se acunan, pueden emitir sonos como ronroneos.

Todos estos rituales son parecidos a los tics. Suelen aparecer cuando el niño es aún un bebé, se mantienen durante unos años para desaparecer en torno a los 4-5 años. Los pequeños que los adoptan suelen ser niños nerviosos y muy activos de día. Se desconoce el origen de estas manías aunque se sabe que existe un factor hereditario y que no delatan ningún problema. 

Otro fenómeno muy habitual en los niños pequeños son las patadas mientras duermen. Las sacudidas pueden darse en todo el cuerpo aunque son más habituales en las piernas. Se dan cuando el niño está cayendo dormido o en las primeras fases de sueño ligero. Cuando la agitación de las piernas es excesiva, se diagnostica el llamado  "síndrome de las piernas inquietas".

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon