El test del árbol en el niño

Su personalidad a través de un dibujo muy simple

A partir de los 5 años, un  niño sabe dibujar un árbol. Haciéndolo, nos deja pistas sobre su estado emocional, su relación con la familia y amigos y otros muchos rasgos de su carácter.Te contamos cómo interpretar su dibujo.

 

Es importante tener en cuenta la edad del niño para evaluar su dibujo. Por ejemplo, a los 5 o 6 años, el niño utiliza el borde de la hoja para señalar el suelo. Hacia los 8, ya lo dibuja. Otro aspecto importante es su tamaño y el lugar que ocupa en la hoja. El tronco, las raíces, la copa y las rama son otros elementos que se estudian.

Los niños que dibujan árboles de tronco recto, copa grande y frutos en su interior demuestran optimismo, estabilidad e imaginación. En cambio, un árbol muy pequeño, desproporcionado, con una copa muy pequeña o raíces enormes, está indicando necesidad de protección y de valoración.
Los niños que dibujan árboles que llenan toda la página, con tronco ancho y copa grande expresan una fuerte personalidad, con tendencia a desafiar las normas y cuestionar la autoridad.

 

Ejemplo 1

arbol manzanas

Este niño de 8 años ha dibujado un árbol con una gran copa frondosa y de colores vivos. Está lleno de frutas rojas. Podemos deducir que es un niño optimista, generoso e imaginativo. La ausencia de raíces, el tronco algo delgado para la copa apunta a cierta falta de seguridad emocional.

 

Ejemplo 2

árbol raíces

Este niño de 10 años ha dibujado un árbol de tronco recto, con raíces que se hunden en el suelo. A esta edad, las raíces proporcionadas y profundas se asocian a una buena relación con la madre y/o la familia. Si fueran desproporcionadas, indicarían necesidad de estabilidad emocional. Las ramas hacia arriba apuntan a una personalidad optimismo. Estas ramas salen del tronco, lo que se interpreta como búsqueda de sí mismo. El niño ha dibujado un árbol en invierno. Es observador, con buen sentido de la realidad y maduro.

 

Ejemplo 3

arbol tronco

El niño de 8 años ha dibujado las ramas del árbol que se hunden en una copa frondosa pero pequeña. El tronco es ancho,sobretodo en la parte inferior bien plantado en el suelo. Indica un niño seguro, con sentido de la realidad y tranquilo. Un tronco llamativamente grueso señalaría autoritarismo y agresividad. La copa pequeña señala timidez y las ramas hacia arriba optimismo.

Magda Campos