Cómo interpretar los colores en el dibujo infantil

Su personalidad a través del color

El dibujo infantil habla mucho sobre el niño, su madurez, inteligencia, situación emocional y afectiva... El uso del color es uno de los aspectos que los especialistas analizan. Este es el significado que se le otorga a cada color. 

 
el color en el dibujo infantil

Como otros aspectos como el trazo, los distintos elementos que componen el dibujo, su situación en la hoja, etc., el uso del color suele analizarse para interpretar los dibujos infantiles. En general, los colores cálidos –rojo, naranja, amarillo– son los favoritos de los niños extrovertidos, alegres, exigentes, que buscan llamar la atención. Los tonos fríos –azules, verdosos– indican un comportamiento social adecuado. Cuando un niño usa un determinado color en un momento dado o muestra una preferencia marcada por él, se le otorga un valor simbólico. Se interpretan de la siguiente manera:

1. Azul. Expresa calma, serenidad, una situación emocional sin conflictos. Si domina el azul, indica gran autocontrol. Pero, si está muy presente, puede ser síntoma de enuresis

2. Verde. Indica equilibrio, tranquilidad y esperanza. Si predomina, puede significar pereza e inhibición.

3. Rojo. Se interpretar como energía, vitalidad, excitación, pasión, valor. Si domina, indica apasionamiento, hostilidad, agresividad e ira.

4. Amarillo. Apunta a un niño con capacidad de adaptación, energía, dinamismo, apertura e intuición. Si domina, puede existir una relación difícil con la figura paterna o tensiones dentro de la familia.

5. Violeta. Es un color que se relaciona con sentimientos como la tristeza, inquietud, idealismo y pudor. Si domina, puede existir una presión excesiva de los padres para que el niño cumpla con sus responsabilidades.

6. Marrón. Expresa seriedad, amargura, intolerancia hacia los conflictos, prudencia. Si predomina, puede indicar responsabilidad prematura, y tendencias agresivas.

7. Negro. Indica una vida interior rica. Los padres suelen preocuparse cuando los dibujos de sus hijos contiene mucho negro pues suelen asociarlo a algo malo o trágico. En realidad, el color negro es propio de un niño seguro y con confianza en sí mismo. Sólo si no va acompañado de otro color y predomina siempre, puede ser síntoma de desequilibrios internos. 

Asesoramiento: Clara Tahoces, diplomada en grafología y María Luis Ferreros, psicóloga infantil y docente de la universidad politécnica de Cataluña.

 

Gema Martín