Ideas para evitar que tu hijo sea sedentario

Los hábitos se adquieren en la infancia

Los niños son sedentarios desde su más tierna infancia: van a todas partes en el cochecito de paseo, llegan al cole en coche... Te damos algunos consejos para introducir la actividad física en vuestra familia y en su vida. 

 
Familia montando en bici

Un estudio realizado por el Programa Thao puso de manifiesto un dato muy preocupante: los niños adquieren esos hábitos sedentarios desde que son bebés. Y es que la mayor parte de sus desplazamientos hasta los tres años se realiza casi siempre en cochecito. La razón, según los expertos, es que es más cómodo para los papás.

Y cuando crecen, siguen sin moverse mucho. Según el programa Thao, el 43 % de los niños reconoce no practicar ninguna actividad física los fines de semana, y sí pasar más tiempo frente a la tele o el ordenador. La realidad es que la mayoría de nuestros niños sólo practica deporte en el recreo o en las actividades extraescolares. Se mueven poco en familia.   

Evita el sedentarios desde la infancia

Unos cuantos buenos hábitos en la infancia pueden convertir a tu hijo en un adulto activo y saludable:

• Restringe el tiempo dedicado a la televisión, las videoconsolas y el ordenador. No deben dedicar más de una hora al día a estos medios electrónicos. 

• Incúlcale el gusto por la actividad física regular y anima al niño a participar en deportes individuales y colectivos. Debe realizar, al menos, 60 minutos de actividad física moderada – bicicleta, natación, fútbol…–, todos o la mayoría de los días de la semana.

• Elige actividades que se adapten a sus gustos y capacidades para que no se frustren.

Sale al parque casi todos los días de la semana desde que es bebé y varía las rutas para que no se aburra. Por supuesto, puede ir andando o en bicicleta. 

Haz excursiones los fines de semana: prueba con las rutas, el senderismo o la bici por el campo o por los carriles preparados para ello en la ciudad.

 

Gema Martín