¿Es tu hijo un niño difícil?

Cómo educarlos

El niño difícil es aquel que presenta un temperamento complicado de manejar, con continuas rabietas y un actitud desobediente y desafiante. Te damos pautas para no caer en el círculo vicioso de reproches y castigos por sus malos comportamientos.

 
niño madre

"Un niño Incordiante, que hace siempre de las suyas, que no obedece y se escapa de las manos, que alteran continuamente la armonía familiar y la tranquilidad del aula, poniendo a padres y educadores al borde de un ataque de nervios". Así define el niño difícil el psiquiatra infantil Paulino Castells. Por lo general, los niños difíciles suelen tener falta de control sobre sus impulsos, muchos suelen dormir mal y tener pesadillas. Es frecuente que tengan retraso en el control de sus esfínteres y que presenten bajo rendimiento escolar aunque ser un niño difícil no tenga nada que ver con el nivel de inteligencia. El origen de este problema de comportamiento se desconoce aunque se piensa que pueden intervenir factores hereditarios o incluso problemas de salud como ciertas alergias

Cómo tratar al niño difícil

"El niño difícil lo pasa mal, suele estar siempre tenso y a la vez se muestra asustadizo" explica el Dr. Castells. Está atrapado en un círculo vicioso de malos comportamientos y sus padres en otro círculo vicioso de reproches y castigos. Su fama le acompaña por donde pasa y el ambiente en el que evoluciona le empuja a seguir con sus fechorías. Los castigos dejan de hacer efecto, un sentimiento de desgaste se extiende tanto en casa como en el colegio. Convivir en un ambiente de tensión es desagradable para todos, también para él. "El niño difícil no se gusta a sí mismo e incluso es posible que llegue a decir, bien convencido `soy malo´" afirma el psiquiatra. Para romper este círculo vicioso, ten en cuenta lo siguiente:

  • Acepta a tu hijo como es, con sus defectos y sus virtudes.
  • Trátale siempre con dulzura y cariño. Necesita sentirse querido.
  • Ponte como meta modificar con paciencia y paulatinamente las conductas anómalas que crean más rechazo en su entorno. 
  • No dudes en acudir a un pedopsiquiatra o un psicólogo para que te ayude a fijar normas educativas que funcionen. 

Asesoramiento. Dr. Paulino Castells, autor del libro "El niño diferente", editorial Hispano Europea.

 


Elige y compra en Amazon