Sudokus fáciles para niños a partir de 6 años

Aprender divirtiéndose

Gracias a estos sudokus sencillos, el niño aprenderá a seguir una estrategia, aplicar criterios de forma, número, letra o color y resolver un problema. Además, completar un sudoku obliga a prestar atención de forma sostenida lo que viene muy bien a la mayoría de los niños de corta edad. 

 

Haciendo sudokus sencillos, los niños juegan con los conceptos matemáticos básicos, estimulan su memoria y aprenden a concentrarse. Es una actividad muy completa y un reto divertido para ellos. Empieza por sudokus sencillos y aumenta la dificultad con los progresos del niño. Una vez que interiorice la estrategia, sus habilidades progresarán muy deprisa.