Juegos de preescritura

Prepara a tu hijo para aprender a escribir jugando

Te proponemos algunos juegos que ayudarán a tu hijo de 3 a 5 años a desarrollar su habilidad manual y prepararle para aprender a escribir. ¡Le gustarán!

 
niño dibujando

Escribir es una actividad compleja que requiere haber adquirido previamente ciertas habilidades. La mayoría se pueden desarrollar desde los 3 o 4 años sin que el niño se dé cuenta, jugando. ¿Por qué no practicar en casa?

Estas son pequeñas tareas que a tu hijo le gustará realizar en tu compañía y que fomentarán su habilidad para utilizar su mano de manera controlada y precisa.

1. Recorrer caminos. En un folio, puedes pintar un camino que lleve, por ejemplo, desde un pato hasta un lago y pedirle a tu hijo que recorra el camino que tendrá que hacer el pato para llegar a su casa. Estos caminos pueden ser al principio tan sencillos como una franja ancha totalmente recta y después irse complicando con formas más complejas como zig-zag o formando caminos más estrechos. 

La dificultad estriba también en el material con el que debe pintar el camino. Los más pequeñitos pueden empezar con pintura de dedo y luego seguir con ceras gordas, ceras finas, hasta llegar al lápiz.

2. Hacer giros. Trazar círculos a derecha e izquierda con distintos materiales (pintura de dedo, ceras, lápices...). Por ejemplo, pintando el contorno de un sol, unos globos, fruta redonda, etc.

3. Unir puntos. Cuando tenga la destreza suficiente para coger el lápiz, puede jugar a unir puntos con distintas formas. Primero, deben ser líneas simples y cortas. Luego, se añadirá longitud y finalmente formas complejas como las letras.

4. Copiar trazos. Para que adquiera precisión en el gesto, anímale a que copie distintos tipos de trazos. Pinta tú los primeros de la línea como ejemplo y luego, deja que sea él quien complete la cenefa o serie. Los más típicos son palos verticales, palos horizontales e inclinados, zig-zag, quebrados, ondas y bucles.

Ísar Monzón