De 3 a 8 años, enséñale a contar con un ábaco

La primera calculadora

Jugar con un ábaco ayuda al niño de 3 a 5 años a entender las operaciones básicas. Aquí te damos algunas pistas de lo que le puedes pedir que haga.  

 
abaco

Por sí sola, contar es una actividad muy abstracta. Para que el niño entienda el concepto, nos tenemos que apoya en cosas concretas. El ábaco, -con más de 2 000 años, la calculadora más antigua del mundo - es perfecto para ello.

El ábaco está formado por filas de 10 cuentas de diferentes colores y permite hacer las operaciones aritméticas básicas: sumar, restar multiplicar, dividir. Los niños a partir de los 3 años pueden empezar a manipularlo y entender conceptos asociados al hecho de contar. Hasta los 5 años, se jugará con la decena y cuando tenga 6 a 7 años se podrá jugar con el concepto de centena. Lo puedes utilizar de la siguiente manera:

3 años: Dile al niño que deslice las bolas y explícale los conceptos de todo/nada/alguna/muchas/pocas y derecha/izquierda. Aprovecha para nombrar los colores e introducir los primeros números.

4 años: Pídele por ejemplo, que ensarte igual cantidad de bolas rojas que de azules. Otra forma de jugar es juntar una cantidad de objetos -por ejemplo 4 garbanzos- y pedir al niño que deslice el mismo número de bolas de un color que de garbanzos hay en la mesa. Luego, vete añadiendo garbanzos y dile que añada la misma cantidad de bolas.

5 años: A esta edad, puedes explicarle las operaciones de manera más abstracta. 

- El niño debe deslizar las bolas correspondientes a una colección de monedas de 1 euro y de otra de monedas de 50 céntimos y decirte con el ábaco cuántas monedas hay en la mesa. No pongas más monedas que los números que conoce. Igualmente, se le explica la resta quitando monedas y bolas.

- También puedes explicarle el concepto de "ser mayor que" o "menos que". "Álvaro tiene 5 años y Carlos tiene 7. ¿Quién es el mayor de los dos?". Ver las dos filas de bolas le ayudará a dar la respuesta correcta.

- El ábaco es útil para explicar la decena, simbolizada por una bola en la segunda varilla y ninguna en la primera.

- El juego se puede completar reproduciendo las operaciones por escrito en un papel. 

Aprender a contar cantidades

Aprender a dividir

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon