Cómo usar las letras de lija

Según el método Montessori

Manipular letras rugosas ayuda al niño a recordar su nombre y su forma gracias al tacto y la vista. Además, pasando su dedito sobre ellas, su mano se prepara a la escritura. Te indicamos cómo usar las letras de lija según el método Montessori.

 
Como usar letras en papel de lija

Para aprender, el niño necesita manipular, tocar, sentir. A diferencia de otros métodos que no hacen tanto hincapié en los sentidos, el método Montessori enseña al niño a reconocer las letras según el sonido que tienen en la construcción de la palabra y su forma. Las letras no se llaman "eme" o "pe" o "ese" sino "mmm", "pppp", "ssss". Tampoco se presentan escritas en mayúscula sino en minúscula. El niño se encuentra más cómodo dibujando curvas que palos. Si le pones delante de una hoja de papel con un lápiz en la mano, de forma natural, hará gabaratos con muchas curvas. Las líneas rectas, las que hay que trazar con las mayúsculas, son más difíciles desde el punto de vista del desarrollo de la psicomotricidad fina.

Si no dispones de letras de lija, las puedes fabricar descargando los pdfs de las letras del alfabeto que te proporcionamos. A continuación procede como sigue:

  • Elige una letra y pronuncia su nombre como indicamos: pppp, mmm, tttt
  • Pasa el dedito del niño sobre la superficie de la letra en el sentido de la escritura y vuelve a pronunciar su nombre.
  • Retira la letra y haz lo mismo con otras dos letras.
  • Junta las tres letras y pide al niño que te muestre la letra mmm por ejemplo. De nuevo, anímale a pronunciar su nombre y recorrerla con su dedo.
  • Hacer el mismo ejercicio con las otras dos.
  • Valida el ejercicio mostrando tú una de las letras para que el niño te indique su sonido y su trazado.
  • Repite el ejercicio con las otras dos letras.

Otras actividades con letras

Trazado en arena

Puedes completar el aprendizaje con el trazado en arena. En una caja de madera o de zapato, coloca una capita de arena de río o de playa. Tiene que haber lo justo para que los trazados que se hagan se queden dibujados.

Pide al niño que trace en la arena una de las letras que ha aprendido. Se vuelve a agitar la arena a cada nueva letra. Esta actividad tiene la ventaja de que se puede equivocar y autocorregirse sin que queden rastros de sus errores. El siguiente paso es dibujar las letras con un palo, antesala de lo que hará con una hoja de papel y un lápiz.

Asociar las letras de arranque a pequeños objetos

Los primeros pasos en el aprendizaje de la lecto-escritura según el método Montessori se basan en el reconocimiento de las letras de arranque de las palabras: "ccc" de caballo, "vvv" de vaca, "ttt" de tenedor y así sucesivamente. Hazte con pequeños objetos de plástico y guárdalos en una cestita. Coloca unas cuantas letras que el niño ya conoce en el suelo. Al principio trabaja con 3 letras y no más de 10 objetos en la cesta. Pide al niño que busque el objeto que corresponda y lo coloque al lado de la letra.  

El reconocimiento de las letras de arranque ayuda mucho al niño a entender el mecanismo de la lectura. Cuando empiece a manejarlo, haz de ello un juego en vuestra vida cotidiana: "Y esto ¿con qué letra empieza?"

 

Victoria Gómez