Al iniciar las clases, revisa su vista

Visita al oftalmólogo para descartar cualquier déficit visual

Además de estar atenta a cualquier síntoma que te pueda poner sobre la pista de un déficit visual en tu hijo, conviene acudir a la consulta de un oftalmólogo anualmente. De un diagnóstico precoz, dependen la buena marcha del tratamiento y su rendimiento escolar.

 
Al inicio del curso, revisa su vista

Un niño de cada tres no acude a revisiones periódicas de la vista y sólo ve al oftalmólogo en caso de problemas. Es lo que pone de manifiesto el “Estudio de la Visión en España” realizada por la Clínica Baviera. Sin embargo, un retraso en la aplicación del tratamiento puede empeorar los resultados. Los oftalmólogos subrayan la importancia de la detección precoz a cualquier edad.

Principales problemas

Según este estudio, las patologías más frecuentes en los menores españoles, son la miopía que afecta al 9,2 % de los menores, el astigmatismo (5%) y la hipermetropía (4%). Por su parte, el estrabismo se diagnostica en el 3 % de los niños.

Síntomas a la vista

Los principales síntomas que ayudan a la detección de un problema visual son los dolores de cabeza, dificultades para leer letreros o lo escrito en la pizarra o acercarse mucho al papel para leer o escribir. Los niños cuya vista no se ha corregido presentan problemas de concentración, poco interés en la lectura y un menor rendimiento escolar. Se calcula que un 30 % del fracaso escolar puede deberse a este problema.

“Es muy importante detectar y comenzar a tratar cuanto antes los defectos visuales ya que los resultados del tratamiento serán mejores. De hecho, hay algunos problemas visuales, como la ambliopía u ojo vago, que si no se tratan a tiempo pueden resultar irreversibles” subraya el director de la unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabismos de Clínica Baviera, Dr. Carlos Laria Ochaita

 

Victoria Gómez