Mochilas y carritos para el colegio en 2016-2017

Cuida su espalda

Con el inicio del colegio, vuelve el problema de siempre: ¿cómo proteger la espalda de los niños cuando tienen que traer y llevar kilos de libros y cuadernos a diario? Lo primer es elegir bien la mochila o el carrito. Lo segundo, enseñarle a organizarse para cargar sólo con lo necesario.

 

Mientras acuden a la escuela infantil, tendrán una mochilita o una bolsa en la que llevarán una muda por si ocurre un pequeño accidente con el pis y si acaso, un tentempié para el recreo. A medida que crecen, el problema se acentúa. En cuanto tengan que hacer deberes, cargarán con kilos de libros, mucho peso para una espalda en desarrollo.

¿Mochila o carrito para su espalda?

Con la mochila, el peso está equilibrado y las manos libres. Descarta las bandoleras y elige una con respaldo rígido y tirantes acolchados. El carrito desequilibra más la espalda si está muy cargado pero su ventaja es que el peso no estará constantemente tirando de sus hombros. Procura que el sistema de ruedas sea resistente y que su peso cuando está vacío no sea excesivo. Posiblemente, habrá que subir y bajar escaleras con él.

Organízale

Aproximadamente un tercio de los escolares llevan en sus mochilas una carga superior al 10% de su peso, el límite que según los expertos, niños de esta edad pueden llevar sin dañarse la espalda. Madres, profesores y pediatras están de acuerdo en que el exceso de peso en las mochilas es un problema. Algunos colegios disponen de taquillas y otros optan por libros trimestrales. De cualquier manera, la solución más fácil pasa por enseñar a los escolares a organizar su mochila. Además, os damos algunos trucos para reducir el peso de su mochila.

Si lleva mochila, no dejes que se ponga las dos tiras en un hombro y si lo que tiene es un carrito, enséñale a no doblar la espalda cuando tira de él.


 


Elige y compra en Amazon