Cómo elegir los cuentos de tu hijo

Fíjate en sus habilidades

Acertar con la elección de un cuento para un niño no es tarea fácil. Pero resulta fundamental para animarle a leerlo. Debes tener en cuenta sus gustos, su hábito lector y, por supuesto, su edad.

 
Madre e hija con libro

¿Un libro con lengüetas o mejor con llamativas ilustraciones? A la hora de comprar un libro para tu hijo no te dejes llevar solo por su atractivo. Piensa en tu pequeño y en sus capacidades. Igual de adecuada puede ser una novela de 25 páginas para un niño con un hábito lector que un álbum de fútbol con pequeñas llamadas de texto para otro de la misma edad que no sea muy aficionado a los libros.

De 3 a 6 años
Cómo es tu pequeño: Comienza a dominar el lenguaje oral, comprende secuencias narrativas y temporales, puede leer un libro por sí mismo con imágenes y texto complementario, se inicia en la preescritura y la prelectura y se interesa por los cuentos clásicos, populares y álbumes.

Cómo han de ser sus cuentos:

  • Debe predominar la imagen sobre el texto, siento este de frases breves, en letra manuscrita o mayúscula y muy bien secuenciado en espacio y tiempo.
  • Libros de imágenes (aunque se inicie en la lectura de textos) o ilustrados con una frase o dos de texto.

De 6 a 8 años
Cómo es el niño: Ávido de saber cosas y sociable, inicia el aprendizaje formal de la lectoescritura y domina los aspectos mecánicos de la lectura, tiene gran capacidad de asimilación y se interesa por los cuentos clásicos, populares, de fantasía y álbumes.

Cómo deben ser los libros:

  • Equilibrio entre texto e imagen, con ilustraciones que complementen el texto para observar más detalles.
  • Paso de letra manuscrita a la letra de impresa o viceversa.
  • Inicio en la lectura de narraciones cortas, fraccionadas en capítulos, con diálogos y bien secuenciados.

De 8 a 10 años
Cómo es tu hijo: Respetuoso con los adultos y muy adaptado a los entornos sociales en los que vive, y en los que descubre el grupo y sus complicidades con sus amigos; domina los aspectos mecánicos de la lectura y amplía su comprensión lectora ya que tiene gran capacidad de asimilación, y se interesa por los cómics.

Cómo seleccionar los libros:

  • Alternancia de las ilustraciones a todo color y en blanco y negro que interpreten o complementen el texto.
  • Narraciones (relatos de grupo, de humor) divididas en capítulos, estructuradas en introducción, nudo y desenlace, y con protagonista infantil que se enfrenta a problemas.
  • Primeros formatos próximos a los libros de adultos.

Asesoramiento: Lara Toro, editora general de La Galera.

 

Raquel Burgos