Vigila la seguridad de sus juguetes

La OCU denuncia que muchos no son seguros

Un estudio de la OCU junto a las organizaciones de Bélgica, Italia y Portugal revela que muchos juguetes vendidos en nuestro país presentan algún tipo de riesgo para los más pequeños de la casa.

 
Niña jugando

Los juguetes le ayudan a divertirse, a aprender, a compartir, a relacionarse con otros niños… Pero algunos de ellos pueden ser peligrosos. Así lo revela la OCU en un reciente informe en el que, junto a las organizaciones de consumidores de Bélgica, Italia y Portugal, han analizado 77 juguetes vendidos en el mercado europeo, 23 de ellos en España, y en el que solo 43 aprueban el examen. En el caso de los juguetes adquiridos en España, 11 de 23 no entrañan riesgo alguno. (Puedes consultar los resultados en pdf).

Hay juguetes peligrosos a simple vista: porque tienen terminaciones angulosas, contienen sustancias tóxicas o sus piezas pueden desprenderse con facilidad. En otros casos es más complejo advertir esa peligrosidad. Los defectos de fabricación más comunes detectados en los productos son: los desajustes en la edad recomendada, los que pueden provocar golpes peligrosos por contener elementos protuberantes, los que tienen un ruido muy estridentes, piezas demasiado pequeñas que podría tragarse o longitudes peligrosas.

La OCU ha trasladado estos resultados a la Comunidad de Madrid y al Instituto Nacional de Consumo para que comprueben los datos aportados y retiren del mercado los juguetes peligrosos.

 


Elige y compra en Amazon