Guía para comprar una tablet infantil

¿Qué debo tener en cuenta?

La oferta de tablets para niños es tan amplia que los padres pueden hacerse un auténtico lío cuando llegan a un centro comercial para comprar una a sus hijos. Analizar las características básicas de la misma es fundamental para acertar.

 
Madre e hijo con tablet

Cuando compres una tablet infantil para tus hijos no sólo debes valorar que esté decorada con sus colores favoritos o con una determinada ilustración o imagen del personaje de turno. Ten en cuenta estos criterios para asegurarte de que compras una tablet adecuada para tu pequeño.

  • La edad. Todos los juguetes y aparatos electrónicos deben estar etiquetados con la edad recomendada de uso del mismo. Procura ajustarte siempre a esa condición. No tiene sentido que compres una tablet para niños de 10 años a tu hijo de 6. Seguramente se encontrará con dificultades para usarla y contará con funcionalidades que no va a usar.
  • El control parental. Permite que los padres fijen límites en cuanto al horario y tiempo de uso, decidir qué páginas pueden visitarse y cuáles no, si se permite instalar nuevas aplicaciones libremente, gestionar cuentas de correo...
  • El diseño. La tablet para tu hijo ha de ser resistente y robusta, preferiblemente de cantos redondeados, pues es la zona que más golpes se llevará. No está de más que la protejas con una funda antigolpes de goma o silicona.
  • Acesso a Google Play. La mayoría de tablets infantiles disponibles en el mercado usan el sistema Android para la gestión de las aplicaciones. Algunas cuentan con aplicaciones preinstaladas, pero este no es un requisito importante, pues puedes descargarlas tú mismo. Es decir, no compres una tablet sólo porque tenga determinadas apps “de serie”.
  • Ranura para tarjeta de memoria MicroSD. Aunque las tablets cuentan de por sí con una memoria interna de diferente capacidad, este tampoco debe ser un criterio excluyente siempre que puedas acoplar una tarjeta MicroSD. Nos explicamos. La memoria interna con que cuenta una tablet nos va a permitir almacenar más o menos apps, vídeos, imágenes, canciones... Si consideras que una tablet reúne todos los requisitos que buscar pero te parece que tiene poca memoria, puedes añadir una tarjeta MicroSD, muy económicas, donde se guardarán todos esos archivos sin afectar a la velocidad de navegación del aparato.
  • La pantalla. Las tablets suelen tener una resolución de 800x400 px o 1024x600. Aunque esta es superior y ofrece una mayor calidad de imagen, no es una cuestión vital en un modelo infantil. Fíjate en el tamaño de la misma, suelen ser de 7 o 10 pulgadas, ten en cuenta el tamaño de sus manitas y adquiere una que pueda manejar fácilmente.
  • Salida HDMI. Permite conectar la tablet con un cable a la televisión para ver vídeos, películas y dibujos almacenados en la tablet. No es un requisito imprescindible pero sí útil.

Recuerda siempre que, más allá de las capacidades que tenga la tablet de tu hijo lo más importante es el uso que se haga de la misma. Descarga apps educativas y con juegos sencillos y adecuados a su edad y limita el tiempo de uso diario para que no se convierta en un motivo de disputa por el abuso que el pequeño hace de ella.

 

Laura Jiménez




Elige y compra en Amazon