Ganadores "Un Halloween terrorífico"

Propuestas de miedo

Con la llegada de Halloween los más pequeños de la casa se ponen nerviosos esperando la llegada de los muertos vivientes ataviados con sus mejores galas y disfrutando con la fiesta que habéis preparado para ellos.

 
Scooby Doo

Y, para que las compartiérais, creamos el concurso "Un halloween terrorífico", que ha recibido vuestras aterradoras propuestas de disfraces, juegos y recetas.

Estas son las dos personas ganadoras, que se llevarán un lote de 8 DVDs de Scooby Doo, de Warner Bros.

- Antonio García Cano, que nos dio tres ideas para una fiesta:

Como en casa nos reunimos con muchos niños y todos se conocen, jugamos a este juego que es muy divertido. La dinámica es muy simple: dividimos a los niños en dos grupos y mandamos fuera a uno de los equipos. Después eligimos a un niño del equipo que se ha quedado como fantasma y lo cubrimos con una sábana blanca de forma que no se le vea nada (ni los pies). El resto de niños de su equipo se esconde por la sala o salen por otra puerta y en ese momento mandamos pasar al equipo que se había ido, que tendrá que adivinar quien es la identidad del fantasma (éste no podrá hablar ni decir nada, solamente "Uuuuuu Uuuuuuu")

Y una merienda muy simple y divertida para este día es vacíar una calabaza pequeña e introducir en ella mermelada de fresa (para que parezca sangre). La colocamos sobre la mesa y a los niños se les dejará pan de molde o bastones de pan para que los introduzcan dentro de la calabaza y los unten. Ya veréis cómo se van a divertir...

Para los ganadores de los juegos decoramos una marmita que llenaremos con los regalos envueltos con papel de seda negro o verde. Además, terminaremos de rellenarlo con papel, arañas, murciélagos, gusanos, manos,... de forma que parezca una poción mágica. El ganador tendrá que elegir su premio introduciendo la mano en la olla.

- Francisca Aguilar Serrano y esta deliciosa receta:

En mi casa lo que realmente triunfa entre los mas peques son estos sombreros cuyos ingredientes son: galletas cuadradas (para la base), conos de cucurucho (para el pico del sombrero), chocolate negro para fundir, un poco de chocolate blanco (o nocilla blanca) para decorar y gominolas en forma de cerebro. La elaboración es muy sencilla: derretimos un par de minutos el chocolate negro en el microondas y pintamos tanto las galletas como los cucuruchos. A continuación metemos dentro del cucurucho una gominola en forma de sesos y procedemos a pintar la base con chocolate para que se pegue a la galleta. Dejamos que se seque y pintamos con el chocolate blanco fundido (o nocilla blanca), una línea blanca en la base del sombrero para decorar.

¡Enhorabuena!