Cómo adaptar tu hogar a la llegada del niño

Medidas para evitar accidentes

Golpes, caídas, intoxicaciones, quemaduras... Los accidentes en casa son muy comunes en los primeros cinco años de vida del niño. Su curiosidad y sus ansias de explorar el mundo están detrás de estos percances. La solución no es sobreproteger al pequeño, sino adecuar el hogar eliminando potenciales peligros.

 
Niños con enchufe
 

Su habitación

Debería ser sencilla, amplia y con pocos muebles para que el niño pueda moverse y jugar. Y además:

  • Las fuentes de calor, como la calefacción no deben colocarse cerca del niño, si no disponen de una pantalla protectora. Tendrían que situarse lo más altas posibles y ser desconectadas cuando no se usen. Un termostato puede ser muy útil. La temperatura del cuarto infantil debe ser adecuada, entre 20-22 ºC durante el día y 18º C por la noche.
  • Todos los muebles deben tener cantos redondeados y cumplir con normas de seguridad ya establecidas. La cuna debe contar con un ancho de barrotes de 6-7 cm, la altura de barrotes debe alcanzar los 50 cm y el colchón de 8 a 15 cm de espesor.
  • Las ventanas deben llevar un cierre de seguridad. Van bien las rejillas antimosquitos. No coloques sillas o mesas junto a la ventana, para evitar situaciones de peligro.
  • La pintura de la pared debe ser lavable y no tóxica. Es mejor utilizar adhesivos y evitar las chinchetas.
  • Coloca visillos cortos para que el niño no pueda tirar de ellos.