Cómo elegir el calzado del niño

Protege sus pies

Elige con cuidado sus zapatos para que sus pies crezcan bien y que el niño adopte un andar correcto. No olvides que el pie del niño es sumamente frágil. Además, no termina su total desarrollo hasta la adolescencia.

 
 

0 a 18 meses

 

 

Cómo elegir su calzado

Con este fragmento del DVD "Paso a paso" de la colección "Bienvenido a la vida" aprenderás qué tipo de calzado le conviene en cada etapa de su crecimiento.

 

 

El pie del bebé

En una primera etapa, el bebé utiliza su pie como un órgano táctil que le sirve para explorar su entorno por lo que no es conveniente forzarle a andar. Durante los primeros once meses lo más natural es que vaya descalzo o con un tipo de zapatos que no oprima el pie, le facilite esta función táctil, y que además, le proteja del frío, la humedad y las lesiones.

Calzado correcto: calcetín o patuco con puntera redondeada y espacio suficiente para que los dedos se muevan con facilidad, lo que evitará rozaduras y deformaciones. La suela deberá ser una plantilla sin dibujos, muy suave y fina (de 2 o 3 mm). Los materiales deben ser suaves y flexibles.

Cuando el niño empiece a gatear, las punteras deberán ser reforzadas para proteger el pie de los golpes y evitar que se produzcan daños en uñas y dedos. Trasera alta, en piel y sin contrafuertes. La mejor atadura son los cordones sobre una fina lengüeta que evitará problemas en la piel del empeine.

Inmaculada López




Elige y compra en Amazon