6 ideas falsas sobre los primeros pasos de los bebés

No te lo creas

Hay muchos mitos y creencias que son falsas sobre los primeros pasos del bebé. Aquí desenmascaramos las más extendidas. 

 
Bebé caminando

Estas son algunas de las creencias y los mitos más extendidos –y más falsos– sobre los primeros pasos del niño y su capacidad para caminar. 

1. Si un niño tarda en caminar, será torpe en deportes. Son varias las razones que explican este retraso, y no todos tienen que ver con la habilidad psicomotora. Además, si el niño empieza pronto a hacer deporte, recuperará su retraso sin mayores problemas.

2. Si empieza a andar pronto, será buen deportista. Por los mismos motivos, caminar pronto no es suficiente para pronosticar excelencias futuras en la práctica del deporte. 

3. A un bebé gordito le cuesta más dar sus primeros pasos. Esa capacidad depende más del estado muscular del niño que de su peso. Pero sí es cierto que a veces un bebé con bajo tono muscular también es gordito, porque al moverse menos consume menos calorías. 

4. Si no gatea, tiene algún problema de psicomotricidad. Muchos niños se saltan la etapa del gateo. Pero está comprobado que el gateo favorece algunos aspectos de la psicomotricidad, como preparar al niño para la marcha y mejorar la coordinación ojo-mano.

5. Se puede dañar la espalda si se pone de pie en la cuna antes de los ocho meses. Si lo hace por sí mismo, sin forzarle, no hay problema. Pero si no se lanza, espera a los diez meses para ponerle de pie, cuando las caderas ya están preparadas para soportar su peso. 

6. Si camina demasiado pronto, se le arquearán las piernas. Los niños que empiezan a andar lo hacen con las piernas abiertas, y si lo hacen muy pronto, aún más. La razón es que su sistema musculoesquelético no está lo suficientemente desarrollado. A medida que vaya creciendo, este “problema” irá desapareciendo.  

Asesoramiento: Celia López Carlón, fisioterapeuta pediátrica y psicomotricista del Centro Aleka, de Madrid.

 

Gema Martín