Dar el pecho a gemelos

Sí, es posible

Todos los pediatras están de acuerdo en asegurar que no hay mejor alimento que la leche materna para un bebé. Más si es prematuro, lo que ocurre con frecuencia cuando nacen gemelos. Si te preocupa no tener bastante leche, recuerda que la succión del bebé es el mecanismo que regula la cantidad de leche que segregan las mamas. Aliméntate bien, descansa y ten paciencia y confianza. De lo demás, se encarga la naturaleza.

 
gemelos

Una de las primeras dudas que te acechan cuando eres madre de gemelos es la alimentación. Bien es sabido que todos o casi todos los pediatras aconsejan la lactancia natural por los múltiples beneficios que aportan a la salud del bebé. "Yo estaba dispuesta a intentarlo, a pesar de que mi entorno casi me convenció de que era una tarea imposible. Decidí hacerlo, y lo conseguí con una buena dosis de paciencia y otra de buena voluntad. Los seis primeros meses les di el pecho, y no recuerdo otra experiencia más gratificante" recuerda la Dra. Somodevilla, médico de familia y madre de gemelas.

Cómo me organizo

1. Primero un pecho para un bebé y luego el otro para su hermano. En la siguiente toma, puedes intercambiar los pechos. Al cabo de pocas semanas, algunos gemelos pueden mostrar su preferencia por un pecho y al final, cada hermano tiene el suyo. Otros no notan la diferencia. Si lo normal es que una toma dure unos 15-20 minutos, calcula que en tu caso, durará media hora o algo más pero en cambio, no tendrás que esterilizar ni preparar biberones, un buen ahorro de tiempo y trabajo. 

2. Alimentar a los dos bebés a la vez. Ganarás tiempo pero no todas las mamás lo consiguen sobre todo a medida que los bebés van tomando peso. El uso de una almohada de lactancia puede ayudar pero la sensación de falta de control de dos bebés que se mueven al mismo tiempo te puede molestar. 

Grietas 

Para evitar las grietas, es fundamental que los bebés estén bien colocados, su ombligo contra el tuyo y con toda la areola en su boca. Pero si a pesar de las precauciones, te surgen grietas - son más frecuentes durante la primera semana de lactancia-, recuerda que desaparecen casi espontáneamente a los 15-20 días, cuando ya se ha formado una dureza en el pezón. Además, existen eficaces cremas que te puedes administrar para paliar los molestos síntomas del principio.

"Incluso cuando tenían dos meses y debí ausentarme unos días por razones laborales, me pude sacar la leche sin problemas para que continuaran con la lactancia natural. Todo salió mejor de lo esperado y con menos esfuerzo del que me hubiera imaginado" recuerda la Dra. Verónica Somodevilla.

Tu alimentación

Posiblemente, notarás que tu apetito no hace más que crecer. Cuida tu alimentación como lo hiciste durante el embarazo y aumentando algo las raciones y bebe mucho -agua. zumos, infusiones-.  

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon