Juegos para desarrollar el sentido del olfato del bebé

Cómo estimular su sentido del olfato

En los bebés, el olfato es un sentido muy importante tanto para reconocer a los suyos como para desarrollar su gusto. Te indicamos cómo desarrollarlo. 

 
bebé y madre

Con tan sólo unos días de vida, los bebés ya son capaces de reconocer a su madre gracias al olfato, y de diferenciar perfectamente el olor de su leche entre todos los demás. Es la razón por la que, por ejemplo, si le apoyas sobre tu pecho para amamantarle, no tardará en encontrar el pezón y empezar a succionarlo. Pronto te darás cuenta de que tu olor y el de todo aquello que le resulta familiar, le tranquiliza.

También desde el primer momento, los bebés manifiestan atracción por unos olores y rechazo por otros. Entre sus favoritos, además de los olores corporales de sus padres, están los de las flores, las frutas –plátano, fresa y vainilla–, la canela... Y entre los más desagradables, el tabaco, los productos de limpieza, el ácido cítrico, la cebolla y la comida quemada.

El olfato es un sentido muy unido al gusto. Si antes de masticar, olemos el alimento, el sabor se potencia. Tenlo en cuenta cuando le des sus primeros purés.

Estimula su olfato

Los seres humanos somos capaces de distinguir hasta 4.000 clases de olores diferentes y evocar recuerdos en nuestra memoria desde la primera infancia. Sentir un olor específico puede producirnos diferentes efectos emocionales, como felicidad o tristeza. Esto se debe a que el sentido del olfato se encuentra en nuestro cerebro muy cerca del hipocampo, el área responsable de los recuerdos, mientras que los demás sentidos tienen que recorrer un camino más largo para llegar hasta los circuitos de la memoria y las emociones. Aprovecha esta ventaja que ofrece la geografía cerebral para estimular a tu bebé con olores agradables que, a buen seguro, le resultarán familiares y le traerán gratos recuerdos cuando se haga mayor.

  • Dale cada día un masaje relajante con aceite para bebés. Se beneficiará del efecto tranquilizador, al tiempo que estimulas su olfato y su tacto, y tonificas su piel.
  • Coloca en su cuna, un pañuelo que hayas llevado en tu sujetador para que esté impregnado con tu olor. Le tranquilizará.
  • Perfuma su ropa con unas gotas de colonia para bebés.
  • A partir de los 6 meses, cuando comiences a introducir nuevos alimentos en su dieta, déjale tocarlos y olerlos mientras esté sentadito en su trona.
  • Permítele oler objetos cotidianos como el jabón del baño, una flor, una naranja... Huélelo tú primero exagerando el gesto para que te imite y pronuncia su nombre para que lo vaya asociando con el objeto.
  • A partir de los 2 años, juega a cerrar los ojos e intentar adivinar el perfume de las cosas. Primero, elige olores muy contrastados: cebolla, ajo, limón... Luego más sutiles: el de varias frutas o de varias flores.
 

Vanesa Lleó




Elige y compra en Amazon