Gimnasia para bebé con vídeo

Un juego, una estimulación

Unos sencillos ejercicios de gimnasia para bebés fortalecerán su cuerpo y le ayudarán a adquirir una buena psicomotricidad. Apréndelos y practícalos con él después del baño o mejor, en compañía de otros bebés.

 
 

Gimnasia para bebés

Fragmento del DVD "Primer mes" de la colección "Bienvenido a la vida" del Dr. Fernando García-Sala.

Tan favorables para su desarrollo psicomotor como los masajes, los ejercicios de gimnasia para bebés son entretenidos y ofrecen un momento de relax para los papás y su bebé. Esta temprana forma de ejercitar el cuerpo lleva al bebé a desarrollar una buena conciencia corporal y a tener una rica experiencia de movimientos lo que ayuda a la coordinación. Esto le ayudará a elaborar su propia imagen de forma positiva. La gimnasia para bebés puede incluso corregir pequeños defectos como el ladeo de la cabeza o deformaciones de los pies. Es especialmente recomendada para los prematuros que que suelen tener poco tono muscular, lloran de forma débil y comen poco. 

De 1 a 3 meses. Los más pequeños aprenden a mantener su cabeza erguida, a relajar su cuerpo -todavía contraído por la posición fetal- y a adquirir flexibilidad en el tronco y las extremidades.

De 3 a 6 meses. Descubren las reacciones de su propio cuerpo y empiezan a trabajar los músculos que intervienen en la postura de sentado. A partir de los 5 meses, puedes hacer ejercicios para coordinar la mano y la vista.

De 6 a 12 meses. El niño aprende a gatear, a ponerse de pie y a caminar.

En los centros de gimnasia para bebés, hay colchonetas, balones, rollos de distinto tamaño, espalderas y muchos juguetes. Si quieres hacer sencillos ejercicios de gimnasia en casa, recuerda que tu bebé debe sentirse seguro. Es preciso sujetarle con firmeza y suavidad, no forzar las posturas y animarle constantemente con alabanzas. Después de unos cuantos minutos de ejercicios, premia a tu hijo con un buen masaje. Te lo agradecerá el doble.

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon